Google+

Carpa orgánica de La Soledad

Proyecto público realizado en colaboración con trabajadoras sexuales del barrio de La Merced, en el Centro Histórico de la Ciudad de México / Muestra en Ex Teresa Arte Actual. Curaduría: Pedro Ortiz-Antoranz.
Arte colaborativo / Noviembre 2016
SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence,

El proyecto Carpa orgánica de La Soledad, propicia un vínculo con un grupo de trabajadoras sexuales de la Plaza de La Soledad ubicada en el barrio de La Merced, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, a través de la realización de distintas actividades basadas en el establecimiento de relaciones horizontales que atiendan intereses comunes. Se realiza al interior de una carpa instalada en el espacio público de la plaza, punto de reunión con el grupo de trabajadoras sexuales, que se articula en torno a tres ejes temáticos específicos: el tiempo, el espacio y la energía.

  1. Tiempo. La primera actividad se realiza en un ambiente de familiaridad y cercanía en el que las trabajadoras sexuales aprenden a realizar peinados, a cortar el cabello o se pintan y decoran las uñas mutuamente. Estos actos permiten experimentar el paso del tiempo de una forma contemplativa y ocupacional, además de que implican un discreto acortamiento de distancia entre quien extiende la mano y quien la toma. Al conversar y compartir historias en ese momentáneo encuentro, las participantes se re-conocen al escuchar y enunciar experiencias personales.
  2. Espacio. A través de dibujos, se representan a partir de ejercicios de valorización cuyos resultados transmiten momentos personales de felicidad o tristeza así como una diversidad de representaciones opuesta al estereotipo que podemos encontrar en la televisión y en la publicidad comercial de la actualidad. En un segundo momento, experimentan física y emocionalmente su entorno inmediato (la Plaza de La Soledad) generando una descripción gráfica. Establecen así distintas relaciones entre el cuerpo, el espacio y la memoria. A través de sus trazos revelan historias personales que se vuelven colectivas.
  3. Energía. En esta fase del proyecto se desarrolla un espacio de exploración, descubrimiento y restitución de la función social de una plaza pública. Bajo la premisa de “todos cocinamos, todos comemos”, se comparten alimentos —la fuente primordial de energía— y se involucra una diversidad de personas que intercambian ingredientes e historias personales, guisos y recetas, a través de las cuales se generan nuevas relaciones, vínculos afectivos, diálogos y aprendizajes entre conocidos y desconocidos.

En este sentido, el encuentro funciona como un lugar en el que se reactiva la escucha, la valorización de la diversidad y la diferencia. Las experiencias vividas en el espacio público se traducen en distintos formatos dentro del recinto expositivo: crónicas, registros visuales de las actividades (fotografía, collage, dibujo) y piezas realizadas de forma colaborativa.

La fase final del proyecto sucede durante un evento en Ex Teresa Arte Actual donde se invita a compartir la preparación y consumo de alimentos con el público, conformando una comunidad efímera en la cual las participantes puedan socializar sus experiencias vividas en la Carpa orgánica de La Soledad. 

Pedro Ortiz-Antoranz, Santiago Robles.

————————————-

Antecedente

Proyecto Seis comidas compartidas, 2015

En Seis comidas compartidas —iniciativa de Santiago Robles— un grupo de artistas, trabajadoras sexuales y jóvenes en situación de calle organizaron una serie de reuniones para preparar alimentos y compartirlos a modo de picinic en la Plaza de la Alhóndiga, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. El entorno urbano se concibió como un lugar de exploración, descubrimiento y restitución de la función social de una plaza pública bajo la premisa “todos cocinamos, todos comemos”.

El proyecto surgió del trazado de una ruta que señala la importancia histórica de un sitio y del encuentro azaroso con personas que lo habitan en el presente; hombres y mujeres jóvenes, de mediana y avanzada edad que utilizan sus jardineras, banquetas y rincones para buscar el sustento, dormir, alcoholizarse y consumir estupefacientes.

Robles logró insertarse en el espacio propiciando una nueva interrelación de subjetividades y experiencias diversas en torno a la realización de una actividad colectiva, extracotidiana e informal. Seis comidas compartidas se lee como un experimento de articulación social, de comunidad, de intercambio y arraigo, en un lugar en donde, o se está de paso o se habita en condiciones precarias.

Karina Ruiz.

Santiago Robles, de la serie Seis comidas compartidas, 2015, grafito sobre papel Super Alfa de Guarro Casas, 37.5 x 38.5 cm cada pieza.

  1. 17-05-15/15:20/Conexión clandestina
  2. 03-05-15/14:13/Bendito fuego que todo lo purifica
  3. 12-04-15/15:47/Así no se hace, güera
  4. 03-04-15/14:51/A mí sólo ofrézcanme cuando cocinen piedra
  5. 27-03-15/16:22/Picnic
  6. 27-03-15/16:34/Seis comidas compartidas
Santiago Robles, Seis comidas compartidas, Intervención, Intervencionismo, Apropiación, Espacio público, Plaza de la Alhóndiga, Centro histórico, Ciudad de México, La Merced, Dibujo, Drawing, Arte visual, Visual art, Miss Baby BabySantiago Robles, Seis comidas compartidas, Intervención, Intervencionismo, Apropiación, Espacio público, Plaza de la Alhóndiga, Centro histórico, Ciudad de México, La Merced, Dibujo, Drawing, Arte visual, Visual art, Miss Baby Baby Santiago Robles, Seis comidas compartidas, Intervención, Intervencionismo, Apropiación, Espacio público, Plaza de la Alhóndiga, Centro histórico, Ciudad de México, La Merced, Dibujo, Drawing, Arte visual, Visual art, Miss Baby BabySantiago Robles, Seis comidas compartidas, Intervención, Intervencionismo, Apropiación, Espacio público, Plaza de la Alhóndiga, Centro histórico, Ciudad de México, La Merced, Dibujo, Drawing, Arte visual, Visual art, Miss Baby Baby Santiago Robles, Seis comidas compartidas, Intervención, Intervencionismo, Apropiación, Espacio público, Plaza de la Alhóndiga, Centro histórico, Ciudad de México, La Merced, Dibujo, Drawing, Arte visual, Visual art, Miss Baby BabySantiago Robles, Seis comidas compartidas, Intervención, Intervencionismo, Apropiación, Espacio público, Plaza de la Alhóndiga, Centro histórico, Ciudad de México, La Merced, Dibujo, Drawing, Arte visual, Visual art, Miss Baby Baby

Para mayores informes del proyecto, clic aquí.

————————————

Carpa orgánica de La Soledad

Los textos que aquí se presentan corresponden a las crónicas de los meses que describen el desarrollo del proyecto de mayo a noviembre de 2016. Cada narración fue escrita en un lapso breve de tiempo posterior a la sesión de trabajo que se describía, aunque en ocasiones, y debido a distintas circunstancias, esta temporalidad se tuvo que aplazar, dejando lugar a que quizás se perdiera parcialmente la fidelidad de lo sucedido.

Algunas de las sesiones de trabajo no están descritas en este compilado de textos debido a que decidí vivir esos momentos plenamente sin la preocupación de registrarlos a través de distintos medios. Dicho esto, querido lector, sea bienvenido a la Carpa orgánica de La Soledad, proyecto multidisciplinario de acción colaborativa.

Martes 24 de mayo

Pedro Ortiz-Antoranz me había presentado, meses antes, a un grupo de estudiantes de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM que estaba realizando un proyecto con trabajadoras sexuales en la Plaza de La Soledad del barrio de La Merced, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Le solicité a esta grupación que nos invitaran, a María José Ramírez y a mí, a una de sus sesiones de trabajo para conocer a las chicas, aprender de ellas y preguntarles, eventualmente, si querrían realizar un proyecto colaborativo en los siguientes meses.

El día que nos presentaron con ellas tuvimos una excelente recepción: nos pintamos las uñas entre todos con esmaltes que traía el equipo de trabajo social y detectamos que esta actividad quizás propiciaría, con el paso del tiempo, una relación de confianza. Les propusimos a las chicas regresar a los dos días con una presentación que consideramos que podría ser de su interés. Se mostraron entusiasmadas, estuvieron de acuerdo.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Uñas SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, UñasSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Uñas

Jueves 26 de mayo

Hoy les llevé una plática al grupo de trabajadoras sexuales de La Merced en la que, con apoyo de imágenes, les hablé de cómo algunas mujeres de distintas épocas y lugares se han visto a sí mismas y se han retratado. Las imágenes mostraron una diversidad de representaciones opuesta al estereotipo que podemos encontrar en la televisión y en la publicidad comercial de la actualidad. A las chicas les encantó la dinámica, participaron constantemente, y yo también disfruté mucho la experiencia. Regresaré en unos días.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence,

Jueves 2 de junio

Con base en la plática que les había dado la semana pasada, le propuse a las chicas que hiciéramos nuestro autorretrato sin el uso de espejos, que representáramos en él lo que nos gusta y lo que no de nosotros mismos así como las características que recordáramos de nuestro cuerpo. La sesión fue muy emotiva, cada quien explicó sus resultados frente a todos. Les prometimos regresar.

“El árbol seco representa todas las cosas dolorosas que dejamos ir; el árbol con hojas, la oportunidad que nos brinda cada nuevo día. Me retraté dando un paseo en la naturaleza con el Popocatépetl detrás porque me gusta ver cómo echa fumarolas”. Alicia, 50 años.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autoretrato SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, AutoretratoSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, AutorretratoSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, AutorretratoSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato

Jueves 4 de agosto

Nos costó mucho trabajo y varias semanas, a María José y a mí, reunir el equipo necesario para poder llegar a La Soledad e instalar La Carpa: mesa, sillas, toldo, barnices y demás utensilios. Por esta razón no pudimos regresar en cuanto el equipo de trabajo social de la UNAM terminó su proyecto. Estaba nervioso, no sabía si las chicas de La Soledad iban a aceptarnos de vuelta. Ni siquiera sabía si nos reconocerían.

Prácticamente llegamos en automóvil hasta la plaza porque llevábamos muchas cosas. Nos instalamos. Nunca habíamos utilizado nuestra carpa, la abrimos, era gigante y roja: perfecta. Caminamos en busca de las chicas que ya conocíamos y no encontramos a ninguna.

—Hay que regresar y esperar —me sugirió María José, pero no me gustó la idea. No soy del tipo de personas que se sientan a esperar a que las cosas sucedan por sí solas. Estábamos platicando y pensando qué hacer cuando, al dar vuelta en Anillo de Circunvalación, vimos a lo lejos a Dani. Nos acercamos y, como lo temía, no nos reconoció. La saludamos y le dijimos que éramos las personas de la plática y los autorretratos. Su expresión cambió de inmediato, dibujó una sonrisa. Comenzamos a platicar y nos advirtió que no había llegado a la zona ninguna de las chicas que estuvieron con nosotros en las sesiones anteriores. La invitamos a participar en la Carpa y le dijimos que, mientras tanto, daríamos una vuelta en lo que llegaban las demás.

Caminamos de regreso hacia a la esquina de Limón y San Simón y nos encontramos a Alejandra, nos reconoció de inmediato y se puso contenta de vernos. Siempre tiene buen humor. En seguida se sumó a nuestra iniciativa. Sorpresivamente, Dani nos alcanzó en ese momento y mi nerviosismo desapareció súbitamente. Me di cuenta de que habíamos hecho un buen trabajo porque los vínculos que generamos hace varias semanas se reactivaron con facilidad. —Sirve que voy por mi regalo —nos bromeó Alejandra.

Volvimos a la Carpa y vimos que Alicia estaba sentada en el puesto de tacos y quesadillas. Parecía que iba a comer, pero nos dijo que no. María José fue a hablar con ella y la invitó a que se uniera al grupo. Luego luego se paró y vino. Fui a comprar agua para todos porque hacía mucho calor y traje botanas: cacahuates, chicharrones, y algunos vasos y platos.

Una vez reunidas las chicas, les expliqué que nos habíamos tardado varias semanas en regresar a la zona porque nos costó mucho trabajo reunir toda la infraestructura necesaria para comenzar el proyecto y les pedí una disculpa. Les propuse que realizáramos una lluvia de ideas sobre las cosas que nos gustaría a todos llevar a cabo en La Carpa. Estábamos en eso cuando llegó Nataly, se sentó, le dimos la bienvenida y continuamos. Las propuestas fueron: Nataly escribió que le gustaría que aprendiéramos a hacer peinados y a cortar el cabello, a maquillarnos y también algo de corte y confección; María José sugirió que hiciéramos unas máscaras de papel maché o unos alebrijes; Alicia propuso aprender a hacer postres, artesanías con rafia, pintura sobre tela, pintado de uñas, peinados y costuras; Alejandra apuntó que podríamos aprender a hacer espagueti, bordados en servilletas, diseño de uñas o peinados; y Dani, postres y dibujo.

Después de platicarlo un rato, quedamos en que la siguiente sesión cocinaríamos espagueti a la crema, propuesta de Ale; pechuga empanizada, sugerencia de Dani, y además agua de jamaica y ensalada. Se me ocurrió que los peinados serían una buena opción para el proyecto porque casi todas coincidían en el interés por aprender a hacerlos. Un vez que nos pusimos de acuerdo, comenzamos a pintarnos las uñas.

A las chicas les entusiasma mucho pintarse las uñas, les permite olvidarse de sus problemas por un rato, además de que la acción tiene una dimensión estética que se relaciona con el hecho de atender y cuidar su cuerpo. Nos dividimos en parejas y cada quien le pintó las uñas a su compañera o compañero siguiendo sus instrucciones. Propuse que las uñas fueran pintadas de acuerdo a como se sentían en ese momento.

El pintado de uñas permitió que fluyeran distintas conversaciones a la vez. Alejandra se sintió relajada: “Venía flojita, no quería trabajar hoy.” Alicia se pintó las uñas de dorado. Encima del oro de la mano derecha, pidió puntos de color verde y en la izquierda, pidió puntos de color negro: “Venía pensando un montón de cosas y ya con esto se me quitó el estrés.”
De pronto se acercó una señora bailando y nos preguntó:

—¿Bailo y me pintan una?
—¿No quieres todas?
—Una nomás, para la bailada.
—¿De qué color la quieres?
—Del que combine con mi ropa, nomás por la bailada

María José le pintó una uña de rosa y ella bailó intensamente. Después se fue.

Dani es joven y cuida mucho su aspecto. Pide que sus uñas tengan muchos colores porque está contenta, quiere verse atractiva, pero además, parece que le interesa denotar cierto estatus. No permite que Ale le ponga ninguna textura a sus uñas. Quiere sólo colores sólidos. Cuando hablábamos de preparar comida, nos dijo que ella es de Chiapas y que allá se preparan muchos camarones, que eso le gustaría comer.

Se planteó la posibilidad de hacer un recetario de cocina para incluir los platillos que a las chicas les gustan (algunos, por ejemplo, que fuesen típicos de su lugar de origen) y que podríamos preparar en el espacio público, dentro de la Carpa.

A Alicia y a María José no les gustan mucho sus manos, sienten que parecen de niño porque las venas están saltadas. A Nataly no le gustó mucho, en principio, cómo le pinté las uñas; me tembló la mano y no apliqué pareja la capa de esmalte. En algún momento incluso se limpió lo que le hice pero las demás chicas le dijeron que se veía bien y continuamos. Ella fue un poco más atrevida en comparación con las demás y me pidió que alternara dos colores: una uña amarilla y la siguiente morada. En las moradas me pidió que pusiera puntos negros encima y en las amarillas le agregué ralladura de oro. Uñas de zarzamora y cocada. Yo, conforme fue avanzando la tarde, comencé a sentirme parte de algo inmenso, sentí que la unión o conexión con todo lo que nos rodeaba estaba ahí presente y que era cuestión de activarla para poder apreciar sus mecanismos de operación y su flujo, así como sus repercusiones. Pedí, entonces, que por favor me pintaran el universo en las uñas: planeta con anillos, Sol, estrellas, Luna.

En algún momento sopló el viento fuertísimo y la carpa salió volando. Por suerte se atoró en un tubo y eso impidió que se fuera lejos.

Terminamos la sesión. Alejandra, con su sonrisa de siempre, nos ayudó a levantar.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, IdeasSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, IdeasSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, UñasSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, UñasSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas

Martes 9 de agosto

Llegamos a la plaza y sacamos las cosas. Encontramos a Karla y a Roberto, coordinadores del Hogar Integral de Juventud, y les platicamos que estábamos muy contentos por el éxito de nuestra sesión anterior, pues ellos estaban de vacaciones y no los habíamos visto. Instalamos la carpa en la banqueta, en el mismo lugar que la semana pasada. En ese momento llegó Martín, quien cuida y organiza los automóviles que circulan y se estacionan en la zona, y nos pidió que le dejáramos el espacio libre porque tenía que estacionar otro coche. Nos movimos.

El Hogar Integral de Juventud es una institución de asistencia privada cuyo edificio se encuentra frente a la Plaza de La Soledad. En él se ofrece protección, sanitarios limpios, casilleros, exámenes médicos y distintos tipos de talleres de forma gratuita a las personas en situación de calle que frecuentan la zona. Ellos nos permiten, amablemente, guardar la toda la infraestructura y los materiales del proyecto mientras no los estamos utilizando.

Majo se quedó cuidando las cosas mientras yo fui a buscar a las chicas para avisarles que ya habíamos llegado. Caminé a la esquina, di vuelta a la derecha, avancé toda la cuadra y no vi a ninguna cara familiar; regresé a la esquina, crucé la calle, avancé por la otra banqueta y nada: “ya llegarán”, pensé.

Regresé con Majo, le expliqué que no había nadie y decidí ir a comprar lápices y papeles para dibujar mientras esperábamos. Caminé por la Plaza de la Soledad, un lugar encantador y sórdido a la vez. Está llena de gente en situación de calle, muchos de ellos consumían drogas. Mientras caminaba, pensé que era el lugar perfecto para ser asaltado, aunque esto no me produjo temor pues estaba entusiasmado con el proyecto y enfocado en él.

Caminé por el lado de la iglesia y vi a las personas que jugaban frontón contra una pared muy antigua. De pronto, alguien que caminaba muy cerca de mí comenzó a chiflar mucho y pensé que ahora sí ya me había llegado la hora. Volteé rápidamente buscando algún lugar o comercio en dónde refugiarme y, sorpresivamente, vi una papelería de la que ya me habían dado referencia, pero que nunca había visto abierta. Era un departamento particular convertido en negocio. Hablé nervioso con una señora que estaba esperando a que la atendiera alguien. Como no salió nadie a despacharnos comencé a golpear insistentemente los barrotes con una moneda. Finalmente, salió un señor con su pareja y nos preguntaron qué necesitábamos.

—Son lápices de marca — me aseguró el vendedor y metió toda mi compra en una bolsa de plástico. Me apuré a regresar pues le había prometido a María José que no me tardaría. Crucé nuevamente la plaza y vi a una señora de edad avanzada que estaba prendiendo un cigarro gigante de marihuana, una vela. Pensé en Snoop Dogg, o como quiera que se llame ahora, y en los memes de thug life. La referencia fue absurda, pero la viejita tenía mucha actitud.

Regresé y sentí por fin el calor de lleno golpeando nuestra carpa. Majo se fue a comprar unos chicharrones y un Delaware Punch mientras aseguraba: “cuánto veneno le estoy metiendo a mi cuerpo”. Estas palabras me quitaron las ganas de probar cualquier cosa. Comencé a dibujar y Majo me platicó de su primera cita de trabajo con Laura Valencia, acaecida algunos días atrás. Cuando te platican cosas de una persona que no conoces bien, aunque éstas sean triviales, siento que en mi mente se va completando un juego de Tetris o un rompecabezas. Donde antes había oscuridad, de pronto se va dibujando algo de la identidad de una persona y eso hace que su rostro en tu memoria cambie. Descubrí con sorpresa que ella editó una publicación titulada El Guardián. Compendio ilustrado del saber vivido, en la que se incluyen textos de mi amigo Alfadir Luna. Me dije que debía leer después esos textos. Por ahora estaba dibujando. Después consideré, también, que a la publicación no le hubiera caído nada mal una ayudadita en el diseño. “Esta mala costumbre que tenemos los diseñadores de estar juzgando todo lo que vemos”, pensé y continué con mi tarea.

Mientras me encuentro sentado, la mayor parte de las cosas que están frente a mí cambian constantemente y yo hago corajes porque así no puedo retratar nada. Quise recurrir a mi vieja táctica de sugerir algunos trazos sobre el papel y después, en mi estudio, completar el dibujo con ayuda de mi memoria y de una fotografía. Después pensé que esa idea era ridícula porque estaba esperando sentado y no tenía ninguna prisa, así que mejor debía aprovechar el tiempo en estudiar el entorno. María José dibujaba también. Me dan mucha ternura sus trazos, no puedo explicar bien por qué. Son como de una niña pequeña. Aparentemente hay inocencia y desfachatez en su apunte, pero el conjunto funciona muy bien, quizás mejor que mi intento necio por congelar un segundo el entorno en mi mente y plasmarlo en el papel.

Unas hora antes, cuando salimos de la estación del metro y llegamos a La Merced, me sorprendió ver que la calle por la que siempre caminamos, Corregidora, estaba bloqueada porque estaban comenzando una obra de remodelación que parecía muy amplia. —La van a hacer peatonal —nos dijo una persona que caminaba cerca de nosotros. Yo normalmente desconfío de estas obras peatonales pues, como ha podido verificarse en otras zonas del Centro Histórico, éstas terminan convirtiéndose en plataformas hechas a la medida para que las empresas trasnacionales comiencen a instalarse y muchos de los comerciantes locales tengan que desplazarse o cerrar. Para muestra un botón: el corredor de la calle Madero y su tienda de Coca-Cola donde cientos de personas se forman a diario para que les personalicen su lata de refresco con algún nombre propio.

Regresé a mi dibujo, vi la hora en mi teléfono móvil y le pedí a Majo que comenzáramos a alzar la carpa para retirarnos. El dibujo de Majo iba quedando muy bien, el mío tendrá una parte de crónica escrita que me prometí completar después. Lo bueno de este día en el que no tuvimos actividad con las chicas es que, aunque parece que no sucedió mucho, me sirvió para generar un espacio de descanso respecto al ritmo de vida cotidiano. Era martes a medio día y pude pensar con calma algunas cosas relacionadas con el proyecto, sin tener que correr de un lado a otro, volviéndonos parte del tráfico de la ciudad. Hoy fue un día de espera y, quizás, de algo de introspección. Regresaríamos el jueves con todo lo necesario para preparar en el espacio público un menú de comida ideado por las chicas. Esperemos que la balanza semanal equilibre su peso con una sesión de mucha actividad. Creo que así será.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, EntornoSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, EntornoSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Carpa

Jueves 11 de agosto

Día de muchos compromisos: Majo y yo viajamos a Coyoacán, luego a Vallejo, luego a la San Rafael, dejamos la camioneta prestada cerca de la estación San Antonio Abad de la línea azul y subimos al metro. En el camino una voz me iba diciendo que quizás otra vez nos dejarían plantados las chicas, pero había otra que respondía con firmeza asegurando que no importaba, que daríamos las vueltas que fueran necesarias para que el proyecto pudiera desarrollarse plenamente.

Al llegar a La Merced, María José me habló de su familia. Yo pensé en las familias de las chicas de la zona: ¿cómo estarían conformadas? Sé que la mayoría tienen hijos y hasta nietos, pero no mucho más. Cuando llegamos y antes de descargar nuestras cosas, me encontré con Alejandra y en seguida sentí que sería un gran día. Hablé con ella un momento, la saludé y me dijo que comenzáramos de una vez. Intentamos instalar nuestra carpa pero Martín, el cuida coches, tenía ocupado todo nuestro lugar. Me dijo que no nos podíamos instalar ahí ese día porque tenía muchos automóviles a su cargo. Nos pidió que nos colocáramos en la amplia jardinera de enfrente. No me gustó la idea, pero nos adaptamos. Instalamos las cosas y fui por las demás chicas: Dani, Nataly y Alicia.

Me quedé cuidando la carpa mientras Majo y Ale fueron a comprar lo que hacía falta para cocinar. Me di cuenta de que la idea de Martín de instalarnos en ese lugar era muy mala: toda la gente de alrededor me acosaba mucho, incluso se acercó uno de los asaltantes de la zona, un hombre muy joven conocido como El Bolillo, quien se sentó en una de las sillas sin pedir permiso y me exigió que le diera un taco. Esta situación me puso tenso, no por mi seguridad, sino porque pensé que quizás su presencia provocaría que las demás chicas no se quisiera sumar a la actividad del día. El Bolillo estaba tan drogado que difícilmente representaba un peligro físico serio para mi persona, a menos que trajera consigo una navaja o algo equivalente.

Las chicas se tardaron en volver y mientras tanto por La Carpa circularon toda clase de personajes que venían a ver qué les podía dar: teporochos, locos, cuerdos, mujeres, incluso un niño pasó y me dio las buenas tardes mientras me extendía la mano para que le diera una moneda. Comencé a pensar en cómo librarme y librarnos de esta situación. El Bolillo no se fue, pero tampoco quiso platicar conmigo, estaba un poco en la actitud de no moverse de ahí porque intuía que algo bueno podría llegar eventualmente. Regresaron las chicas con las cosas y las dividimos. Ellas se metieron al edificio del Hogar Integral de Juventud a cocinar la pasta y las pechugas, mientras que yo me quedé afuera a cargo del pepino, los limones, el agua de jamaica y de lidiar con las personas que no dejaban de acercarse a pedir cosas a La Carpa. Una de ellas dijo: “Soy bien mona de la piedra”, y pensé que esa frase funcionaría como un gran título para algo.

Llegaron Nataly y Alicia y se sentaron. Les ofrecí agua y eso desencadenó una lucha por los vasos con los teporochos que nos rodeaban. Yo les dije que con gusto les ofrecía agua, pero que trajeran un vaso o recipiente porque los nuestros eran pocos, cosa que era cierta. Sentí mucho odio en sus miradas. El Bolillo fue por un vaso, lo trajo pero me dijo que estaba roto, lo deshizo frente a mí y le repetí que no teníamos más. La situación se puso tan tensa que Alicia intervino y le regaló al joven su vaso con agua, él se la tomó de un trago y exigió más.

De pronto, llegó un señor que no estaba drogado, saludó muy amablemente a las chicas y también a mí y pidió permiso para sentarse. Venía muy limpio, con buena actitud, pero en seguida detecté esa vibra tan peculiar que emiten las personas que te quieren vender algo. Él ya conocía a Alicia y a Nataly y se puso a platicar con ellas. Era interesante la escena conformada por una persona entusiasta queriendo vender barras nutricionales de Herbalife al lado de todas estas personas que estaban en estado de zombi. Esta persona nos dijo que cada barra que vendía costaba 65 pesos y yo pensé que era un robo. Al día siguiente me notificaron que más o menos ése es el precio real, lo que no dejó de parecerme un atraco sobre todo en un contexto como el de la Plaza de La Soledad. Uno de los jóvenes que había permanecido en silencio se molestó con el precio, pero como estaba drogado, exageró su reacción y comenzó a agredir fuertemente al vendedor. Dentro de su reclamo incluyó frases como: “Yo estuve en Santa Martha nueve años”, y a mí me dio la impresión de que podrían haber comenzado los golpes en cualquier momento. El señor Herbalife su puso nervioso, pero sorteó correctamente la situación. El agresor se retiró gritando y amenazando al comerciante, enseguida éste último abrió el empaque de una de sus barras y comenzó a probarla. Mientras la comía nos aseguró varias veces que ese producto quitaba el hambre y que contenía proteína. Alicia le hizo burla porque la barra también contenía muchas calorías, pero al final le compró una por 55 pesos.

El mercader habló bastante tiempo. Yo dejé de ponerle atención pues me enfoqué en pensar qué podíamos hacer para remediar la situación general: en estas condiciones nunca lograríamos cocinar nada. “Vámonos adentro del edificio, al Hogar de Juventud”, me propuso Nataly. En ese momento, María José salió del edificio y le explicamos nuestra voluntad. Guardamos todo y fuimos a resguardarnos.

Cuando entramos al edificio vimos que todo el banquete estaba prácticamente listo y muy bien presentado. Agradecimos mucho y nos sentamos, pero antes, subí a las oficinas del lugar a avisarle al personal que tendríamos nuestra sesión en la planta baja del edificio porque Martín nos había despojado de nuestro espacio en la calle. Ella me prometió que, como institución, hablarían con él en la semana.

Comenzamos a servirnos la comida y a platicar. Las chicas contaron algunas de sus experiencias en el trabajo. Nos dijeron que las personas que más las agreden verbalmente son otras mujeres que pasan caminando por la zona. Algunas de ellas, mientras miran fijamente a las trabajadoras, le preguntan en voz alta a su acompañante si se verían bien de putas mientras marcan su figura con las manos. Otras directamente las insultan. Una señora en una ocasión le preguntó a otra que por qué estas chicas se dedican al comercio sexual: “¿A poco no pueden trabajar?, en mi casa hay harto trabajo, cuando quieran las contrato”, dijo. Cosas como éstas les suceden todos los días a Dani y las demás.

La conversación continuó y las chicas comenzaron a contarnos algunas anécdotas que tenían que ver con sus clientes: “Los hombres son muy chistosos”, afirmó Alicia. Por ejemplo, nos contó que uno de sus asiduos frecuentemente la acuesta en la cama del hotel y le presume su tanga de hilo, después le muestra sus músculos y su trasero: “Me ha crecido mucho, ¿verdad? Lo tengo más duro que antes, ¿no? Tócalo y dime”. También le muestra su abdomen de lavadero y le pregunta que si también le ha crecido más el pene a causa del ejercicio. “Hasta te han salido cuadritos allí”, le contesta ella burlándose. A otro de sus clientes, nos contó, le gusta pelear con ella en voz alta porque eso le provoca excitación. Le grita de cosas de una banqueta a otra en el espacio público y esta escena puede durar bastante tiempo. “Seguro vienes de estar con otro cabrón”, le reclama, y ella debe seguirle el juego hasta que él decide finalmente llevársela a un cuarto de la zona. Inclusive él le pregunta a ella si goza con otros hombres, a lo que Alicia debe responder que sí, pero que con ninguno tanto como con él.

También nos contaron que los hombres eligen por lo general a trabajadoras sexuales que se parecen físicamente a sus parejas o ex parejas y que, ya en la intimidad, se quejan mucho de ellas. Muchos hombres les declaran su amor a las chicas y cuando ellas los ven con otras trabajadoras sexuales entrando a un hotel, ellos argumentan con frecuencia que el problema es que ya están muy enamorados y que se van con otra persona para que se les quite ese sentimiento. Nos hablaron de cómo, en otras ocasiones, llegan nuevos clientes que no conocen, pero que por su actitud las intimidan. A algunas de ellas las han intentado ahorcar durante el acto sexual, por eso deben estar muy alertas: “Si les hablas claro y firme, se tranquilizan”, nos aseguró Nataly. “Hay que quitarles las manos y marcarles los límites”, concluyó. “El otro día vino un cliente muy joven conmigo”, nos contó Alicia, “de unos veintitantos años, muy guapo, bien formado y fuimos a la intimidad”:

—¿Y por qué quieres estar conmigo?
—No sé por qué, pero a mí me gustan las mujeres más grandes, así como usted.
—Bueno, pero yo ya tengo mi experiencia en esto y sé cuando un hombre me puede hacer gozar, así que te vas a tener que lucir y tendrás que usar tus mejores movimientos porque yo ya me las sé de todas, todas.

Esta conversación tuvo como resultado que el cliente no pudiera tener una erección; se intimidó. Nos reímos todos en la mesa mientras escuchábamos esto: “Luego regresas por tu revancha”, le advirtió ella.

Comimos pasta con jitomate y queso. Alejandra consiguió unas charolas metálicas muy buenas para servir la comida. Hubo también pechugas de pollo aplanadas y aderezadas con pimienta y Knorr Suiza, y una ensalada de lechuga. A mí no me supo bien la comida en un principio porque estaba tenso por la situación anterior en la jardinera, pero poco a poco comencé a relajarme con las anécdotas de las chicas. Les conté la vez que estaba pintando un mural en Azcapotzalco y tuve que entrar en un hotel con las dos mujeres que me estaban ayudando. Teníamos que bañarnos y cambiarnos para ir a una cena y estábamos todos llenos de pintura. La señora de la recepción del hotel se puso furiosa y me acusó con mis acompañantes diciendo que yo ya había ido varias veces al hotel con distintas mujeres, cosa que era completamente falsa. Pensó que íbamos a armar una orgía en la habitación. Por cierto, el cuarto de ese hotel tenía toda la infraestructura necesaria para satisfacer diversos deseos sexuales.

Hablamos durante la comida de las siguientes actividades que realizaríamos como parte de La Carpa, las que estarían enfocadas principalmente en aprender a hacer peinados. Las chicas me dijeron, burlándose, que se notaba que yo no lavaba la ropa ni limpiaba mi casa porque nunca se me caía el esmalte de uñas que me ponen en cada sesión, y que el que yo les pongo sí se les caía.

Quedamos que cambiaríamos las sesiones de trabajo de los lunes a los martes porque una de las chicas viaja todas las semanas a Puebla para ver a sus hijos y no podía estar con nosotros. Terminamos de comer, lavamos todo, guardamos las cosas y ellas se repartieron lo que sobró de comida.

Los presentimientos que anuncian los grandes días raramente fallan.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, EntornoSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, CocinaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, CocinaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina

Miércoles 17 de agosto

Estaba apurado pues en una semana iba a inaugurar Reparadora en el Polyforum Siqueiros, pero no por eso quise faltar con mi compromiso en La Merced. Vi el reloj, era tarde. Me había quedado trabajando en la computadora y no me daría tiempo de desayunar. Le llamé a Ginés, hablamos rápidamente. A los dos minutos me devolvió la llamada para decirme que ya había conseguido a una estilista que aceptó colaborar con nosotros en La Merced, y que vivía cerca de mi estudio. Acordamos la hora y la remuneración por sus servicios. Corrí nuevamente y pasé por ella varios minutos tarde. Trini era una señora grande; la primera impresión que me dio es que tenía interés por saber qué hacíamos, aunque Ginés ya le había comentado algunas cosas. Le expliqué, con mayor amplitud, en qué consistía el proyecto y no me quedó claro si me entendió. Le conté, a mi modo, todo lo que había sucedido hasta entonces en La Carpa con todo y antecedentes. Manejaba con sueño, me había desvelado y también sentía mucha hambre.

Había tráfico en el camino y me di cuenta que llegaríamos bastante tarde a La Merced. Trini comenzaba a familiarizarse con lo que le explicaba. Me dijo que probablemente no íbamos a poder hacer todo lo que tenemos planeado las chicas y yo en relación al corte de cabello por la falta de infraestructura en el espacio público. Yo tengo un conflicto emocional con este tipo de respuestas, ya me conozco. Pensé en la película de Steve Jobs en la que el protagonista aseguraba que si hubiera recibido un dólar por cada vez que alguien le dijo que algo no se podía hacer, él sería millonario. De todos modos fue millonario, pensé, así que no importó. Trini me dijo que sin ciertas herramientas era imposible decolorar el cabello, por ejemplo (pero lo que ella no sabía es que en La Merced nos las arreglamos como sea). Me dijo otra cosa que no entendería bien hasta después: que las mujeres son muy delicadas con su cabello, es muy importante para ellas. Cuando una chica llega a la estética prefiere esperarse a que se desocupe su estilista de confianza aunque las demás personas que cortan el cabello estén disponibles. Quizás iba a ser algo complicado experimentar con varios cortes de cabello en La Carpa, pero no importaba, se resolvería de una forma u otra. Además, con una guía profesional como Trini, ¿qué tal que se animaban a probar cosas nuevas? Yo ya no tengo mucho cabello que puedan cortarme, pero de cualquier manera colaboraría con lo que hiciera falta.

Llegamos al metro, compré algo de comer de emergencia. Me di cuenta que Trini no podía caminar bien, me explicó que se debía a una operación que le hicieron en una pierna. Intenté avanzar despacio, a su ritmo, pero llevábamos demasiada prisa. Trini me contó de sus hijos, uno de ellos quería ser abogado. Pensé en un conocido que es artista y que defiende su obra con abogados cuando galerías o museos se la pierden o cuando se tardan demasiado en devolverla. Pensé también en Semilla de sol y los argumentos que la encargada de su publicación repetía constantemente mientras estuvimos editando el material. Quería que todas las personas a quienes citaba en la edición me entregaran una carta autorizándome para publicar su cita. Algo inverosímil. Estuve a punto de conseguir un abogado para asesorame, pero al final logramos ponernos de acuerdo sin un intermediario. En fin, llegamos a La Merced y le pedí a Trini que me esperara en el edificio del Hogar Integral de Juventud mientras buscaba a las chicas.

Mientras caminaba me di cuenta de que Martín, el cuida coches, ahora sí nos había guardado el lugar para instalar La Carpa, lo que me dio mucho gusto. Di varias vueltas y no encontré a ninguna chica. Regresé con Trini y decidimos esperar mientras continuábamos platicando. Me contó que ella asiste a grupos de alcohólicos anónimos para acompañar a una de sus comadres. Me explicó que, desde su punto de vista, detrás de los alcohólicos siempre hay una historia de sufrimiento: violencia, abandono, indiferencia y demás. Este relato, a pesar del tema que trataba, me tranquilizó de cierta manera porque significaba que, por cercanía, no le costaría mucho trabajo integrarse al proyecto. Por otro lado, yo continuaba durmiéndome y, de pronto, me di cuenta de que el sándwich y las papas fritas que me había comido en el camino estaban produciéndome dolor cerca del estómago. Típica combinación que genero cuando estoy presionado por algo: me desvelo, no como a mis horas y cuando lo hago, como cosas poco sanas. Me acordé de lo mal que la pasé el año pasado con una colitis nerviosa. En ese momento, frente a Trini, sentí lo mismo que en aquel entonces, sólo que en menor proporción. Me di cuenta del malestar porque comencé a moverme mucho en la silla mientras la escuchaba hablar. Estaba incómodo.

Vi el reloj, eran las dos y media y le pedí a Trini que me esperara mientras salía a ver si encontraba a alguna de las chicas. Apenas puse un pie fuera del edificio cuando me encontré a Dani y nos pusimos a platicar. Me dijo que ella ya se iba. Se la presenté a Trini. Avanzamos un poco más y me encontré con Nataly, quien venía llegando a su zona de trabajo. Me dijo que Alicia estaría por llegar, entonces decidimos que, finalmente, tendríamos sesión de trabajo. Sacamos la carpa y la instalamos. Trini nos pidió que nos pintáramos las uñas entre nosotros para observar nuestra técnica. Después de un rato de observarnos comenzó a corregirnos: “La mano que sostiene a la mano cuyas uñas van a ser pintadas, debe sujetar la botella del esmalte también, así no se seca la pintura pues la brocha viaja muy poca distancia”. Pensé que todo en esta vida, por sencillo que parezca, tiene su estratagema y continuamos. Trini nos dejó pintarnos las uñas libremente, salvo por algunas indicaciones. De pronto, le preguntó a Alicia si se dejaba hacer una trenza y así comenzó la sección de peinados. Yo me limitaba a observar la escena. Quería aprender a hacer trenzas, pero también me interesaban los gestos de las chicas, las cosas que decían, la forma en la que aprendían y su manera de interactuar entre ellas. Alicia decía cosas muy chistosas. Nataly se ponía nerviosa al practicar. Trini era muy firme y enseñaba la técnica de una forma muy directa, daba órdenes y hablaba fuerte. Yo comencé a tomar apuntes y a realizar algunos bocetos de la escena. Después de un rato de tensión debido a la nueva dinámica de trabajo, las chicas se acoplaron entre sí y el ambiente se volvió agradable. A Alicia le quedó muy bien su trenza pero le molestaba que le jalaran el cabello.

Tiempo después, cambiaron lugares y a Alicia le tocó hacerle trenzas a Nataly con la supervisión de Trini. Alicia ya había tomado clases de corte de cabello en algún momento de su vida, así que el grado de dificultad de las trenzas que le hace a su compañera es mayor. Muchas personas se acercaron a ver lo que estábamos haciendo. Una de ellas, que resultó ser conocida de las dos, les ofreció tangas a la venta. La escena fue divertida, me pidieron asesoría para elegir sus modelos. Alicia le compró algunas, pero luego se quejó de la calidad de las mismas: “Se están deshaciendo ya y las acabo de comprar”, aseguró, mientras las estiraba con las manos. Nataly tenía muchísimo cabello, le quedaron gigantes las trenzas, pero muy bonitas.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, PeinadosSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Peinados SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, PeinadosSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Peinados

Jueves 1 de septiembre

Nos reunimos con Trini en el andén de la estación del metro General Anaya y partimos hacia La Merced. En algunas partes del trayecto nos tocaron los vagones a reventar de gente. En una estación, al abrirse las puertas del transporte, los pasajeros salieron disparados como en una estampida, llevándose de por medio a muchas personas que no querían bajarse en ese lugar y que no lograron subirse nuevamente al convoy.

Llegamos con mucho calor a la esquina de Limón y San Simón de la Plaza de la Soledad. Fui a buscar a Dani, pero cuando comencé a hablar con ella me di cuenta de que ya no iba a participar en La Carpa. Algo había pasado. Pensé que ojalá que en el futuro pudiera regresar con nosotros, pero esto muchas veces no tiene que ver con decisiones de las propias chicas, sino con otras personas o circunstancias.

Comenzamos a trabajar con Alicia y Nataly. Les di algunos anuncios: había solicitado el apoyo económico de una beca para poder extender nuestro proyecto por dos años pero no nos lo habían otorgado y yo, como responsable inicial de La Carpa, sólo podría estar hasta el mes de noviembre del mismo año. Les pedí que consideraran si era de su interés mantener el proyecto entre ellas cuando yo ya no pudiera estar. Les comenté, también, acerca de la idea de organizar una comida dentro de Ex Teresa como cierre de esta primera etapa del proyecto, en la que ellas pudieran compartir su experiencia, si así lo deseaban, con el público asistente. Su respuesta fue positiva, aunque no demasiado entusiasta, para mí tampoco fue grato pensar que en algún momento nos tendríamos que despedir. Por otro lado, les sugerí que invitáramos a más chicas a participar en las clases de Trini para aprovechar mejor su disposición y conocimiento. Comenzamos, entonces, a escribir pequeños volantes y tarjetas. Alicia y yo fuimos a repartirlos y esperamos. Todo sucedería poco a poco, pensamos. Let it be.

Nataly nos contó de sus hijos. Nos dijo que casi no los ve y que su marido, que no es el papá de ellos, es quien se encarga de su cuidado en la casa mientras ella trabaja. También, agregó, que él los alimenta muy bien, que los tiene muy gorditos; alguien le respondió que estar gordito no quiere decir necesariamente que se está bien alimentado. Ella no contestó, más bien añadió que se toma un día cada quincena para estar con sus retoños. Los demás escuchamos y nos quedamos pensando.

Inició, entonces, la clase de corte de cabello. Nataly le hizo un despunte a Alicia. Se sumaron Alejandra y Rocío, una mujer que había sido trabajadora sexual también, pero que ahora vendía tacos de guisado en la esquina donde tiene sus cosas Martín. Trini le enseñó a Nataly cómo avanzar con el despunte por capas. En algunas ocasiones, sus instrucciones son muy enérgicas para mi gusto, pero pensé también que las chicas se saben defender mejor que yo en este contexto, pues si algo no les gusta, siempre lo expresan. A la aprendiz le temblaba la mano al cortar el cabello. Alejandra y yo tomábamos apuntes, María José sacaba algunas fotografías. Muchas personas se acercaron a observar lo que estábamos haciendo, las invitábamos a quedarse y a colaborar. Trini enseñaba la técnica paso a paso: utilizaba mucho la palabra “firmeza”.

Mientras tanto, Alicia, la conejilla de indias, se comió una paleta de dulce con forma de dedo y bromeaba diciendo que era de pene. Aprovechó para consentirse y tomarse una agua grande de piña y un capuchino. Yo compré agua simple para todas, la distribuí en vasos. Majo compró chicharrones de botana. Trini entonces explicó cómo la cabeza de una persona puede ser pensada como un transportador y los mechones que se le levantan de esa testa, marcan grados de elevación: “Peinar bien recto hacia mí”, “No hay que soltar ninguna herramienta”, “tienes que poder”, repitió constantemente mientras impartía su lección. Un teporocho de la zona se nos unió y solicitó que se le cortara el cabello. Le decía tía a Alicia. “Para la próxima”, contestó ella, “¡pero te bañas!”. Cuando saqué la cámara para tomar algunos registros, él señalaba la lente y se soltaba a reír, “con un nuevo corte y la cámara, voy a ser famoso” decía. Después, estuvo hablando solo un buen rato y se marchó.

Terminó la sesión con Nataly. Alicia lució muy bien. Después, Trini le explicó otros detalles a Alejandra, para que no se atrasara en el aprendizaje, y le pidió que trajera ciertos materiales para la siguiente sesión. También le explicó algo sobre la gradación de los peines que no logré entender bien. Los demás nos reunimos y acordamos hacer pay de limón para la siguiente sesión. Yo me ofrecí a conseguir la leche condensada y el queso crema, y las chicas se dividieron el resto de los ingredientes. Nos despedimos. Nataly le gritó a Majo que no podía faltar a la siguiente sesión.

De regreso, hacia el metro, muchos puestos de mercancías le rendían tributo a Juan Gabriel, quien había fallecido cuatro días antes. Amor eterno sonaba a todo volumen mientras nosotros desaparecíamos por una puerta que nos habría de conducir hacia el subterráneo.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, VolanteSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, VolanteSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante

Miércoles 7 de septiembre

Sesión de percepción y reconocimiento del entorno. Tras una breve explicación que les di a las chicas de cómo tomar fotografías sencillas, caminamos por la Plaza de La Soledad y sus alrededores, compartiendo experiencias y puntos de vista respecto a los lugares que recorríamos.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, VolanteSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía8 10SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía

Jueves 8 de septiembre

Debido a pendientes laborales, estuve viajando por distintas partes de la ciudad. Para variar, mi celular se quedó sin batería. ¿Y el cargador? No lo traía. Cuando por fin pude conectar mi teléfono, con un cargador prestado, y le marqué a Trini, ella ya estaba ocupada, no podría acompañarnos a la sesión de trabajo.

María José y yo tomamos los esmaltes y nos dirigimos hacia La Merced. Llegamos e instalamos La Carpa. Ahora el entorno de trabajo resultó más agradable porque ya no estábamos rodeados de automóviles debido a que la Delegación Venustiano Carranza había bloqueado la calle. María José me esperó mientras fui a conseguir manos de plástico, uñas de acrílico, pegamento, limas y distintos accesorios más para practicar el esmaltado. Regresé y comenzamos a pegar las uñas en las manos. Yo lo hice mal, coloqué las uñas en donde no iban y convencí a María José de que las pegara de forma incorrecta también. Nataly se unió a la sesión y nos explicó cómo debía ser. Una vez que pegamos los acrílicos comenzamos a practicar el pintado de uñas. Nuestros diseños, pensé, estaban muy influenciados por cierto tipo de moda extranjera. Parecían variaciones de pinturas de Mondrian o de prendas de United Colors of Benetton. Qué chafa. Nataly se inspiró y, para desentonar, añadió un corazón negro como detalle en una de sus composiciones.

De pronto, de la nada, apareció una nueva chica entre nosotros. Sin decir una palabra se sentó a nuestro lado en la mesa. Esto nos llenó de gusto porque significó que nuestros volantes promocionales estaban teniendo efecto. La chica se llamaba Ángela, era extremadamente tímida, pero tenía muy buena actitud. Se notaba que tenía ciertos conocimientos de manicura y nos explicó algunas cosas, por ejemplo, para qué servían las distintas limas de uñas que compré: pulir, rebajar, limar, redondear… Cada detalle de la vida encierra todo un universo dentro de sí. Al poco tiempo se acercó otra chica, a ella ya la habíamos visto varias veces porque normalmente espera a sus clientes muy cerca de La Carpa. Nunca estuve seguro, pero creo que no saludó al llegar. Simplemente se dedicó a permanecer de pie junto a Ángela y a molestarla en tono de broma, pues resultó ser su amiga. Le hacía bromas un poco pesadas, aunque parecía que así se relacionaban cotidianamente. Nosotros invitábamos a la nueva chica a sentarse, pero no aceptaba. Era un hueso duro de roer. Pasó el tiempo y finalmente nos dijo que se llamaba Leti, pero no quiso participar con nosotros en la actividad que estábamos desarrollando. “¿Para qué vino, entonces?”, me preguntó Nataly en voz baja. Un rato después, Leti aceptó que Ángela le pintara las uñas. Se vivió un ambiente agradable en La Carpa.

Nataly nos contó cómo le afectó la muerte de Juan Gabriel a Alicia: “No podía parar de llorar durante horas”. Nos dijo que incluso fueron al homenaje del divo en Bellas Artes, pero había demasiada gente y Licha no paraba de llorar, entonces decidieron retirarse. Mientras escuchábamos esto, se acercó un vendedor y, vaya coincidencia, nos ofreció unos calendarios de Juanga que estaba promocionando. Los calendarios tenían una ilustración tipo collage del cantante, la cual era espantosa e increíble al mismo tiempo. Como si se tratara de un descendiente moderno de Jesús Helguera. Encargamos varios para la siguiente semana. Nataly ya le había comprado uno a Alicia días antes.

Nos estaban quedando muy bien las uñas a todos. Ahora teníamos una colección de manitas decoradas. Llegó más botana y, sorpresivamente, se acercó una sexta participante a La Carpa. Nunca supimos su nombre, pero parecía estar loquita: decía muchas cosas sobre temas muy variados que no necesariamente estaban relacionados entre sí. Ella pidió que le pusiéramos las uñas de acrílico en sus manos y que se las pintáramos. Comenzamos a actuar como profesionales para que no se dijera que nos habían tomado desprevenidos. La nueva chica hablaba mucho, cambiaba de un tema a otro rápidamente y venía con un amigo o cliente, a quien le pedía que la esperara sentado afuera de la carpa mientras le hacían a ella sus uñas. Ocasionalmente se dirigió a él para pedirle que le pasara algo de su bolsa o que le tomara una fotografía con un celular. Las chicas se tomaron turnos para atender a la nueva integrante. Ella nos contó que ya pronto iba a entrar de lleno el plan de remodelación integral de La Merced: “Nos van a sacar a todas las trabajadoras sexuales de esta zona”, nos advierte. “Ya comenzaron”, le contestó Nataly, “Están volviendo peatonal la calle de Corregidora y si se van los comercios ambulantes, nos vamos nosotras también”. Leti agregó: “Nosotras no tenemos quién nos defienda, no somos un gremio, a nosotras nadie nos pregunta nada nunca”.

Pasó el tiempo y el tema de conversación cambió de rumbo. Nataly nos contó que, ese mismo día en la mañana, pasó caminando un cliente solo junto a ella y junto a las chicas que trabajan a su alrededor y les describió, de pronto, la forma en la que se las iba a coger, aunque después se siguió caminando tranquilamente. Un rato después pasó de regreso, pero ni siquiera las volteó a ver porque venía caminando con su pareja, entonces Nataly, molesta, le gritó a sus compañeras: “¿Cómo dijo este tarado que nos iba a hacer?”, y todos nos reímos en La Carpa. Ángela y María José terminaron de hacerle su manicura a la chica loquita, quien nos agradeció mucho por todo. Nos mandó muchos besos y le pidió a su acompañante que nos repartiera unos Kisses de Hershey’s a los presentes. Tomamos entre todos varias fotografías de la sesión.

Las chicas propusieron que el siguiente miércoles retomáramos la idea de hacer el pay de limón, y María José y yo nos quejamos porque nos habían dejado plantados días antes, pero estuvimos de acuerdo.

Tuvimos una muy buena sesión. Pensé en las primeras piezas colectivas que servirán como registro del proyecto: les propondré pintar el entorno de La Soledad, a partir de las fotografías que tomamos, con esmalte de uñas sobre papel.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSeptiembre 8 Debido a pendientes laborales, estuve viajando por distintas partes de la ciudad. Para variar, mi celular se quedó sin batería. ¿Y el cargador? No lo traía. Cuando por fin pude conectar mi teléfono con un cargador prestado y le marqué a Trini, ella ya estaba ocupada, no podría acompañarnos a la sesión de trabajo. Tomamos los esmaltes y nos dirigimos hacia La Merced. Instalamos La Carpa. Ahora el entorno de trabajo fue más propicio porque ya no estábamos rodeados de automóviles porque la Delegación Venustiano Carranza le bloqueó la calle al tránsito vehicular. María José me esperó en nuestro lugar de trabajo mientras fui a conseguir manos de plástico, uñas de acrílico, pegamento, limas y distintos accesorios más para trabajar. Regresé y comenzamos a pegar las uñas en las manos. Yo lo hice mal, coloqué las uñas en donde no iban y convencí a María José de que las pegara de forma incorrecta también. Natali se unió a la sesión y nos explicó cómo debía ser. Una vez que pegamos los acrílicos comenzamos a practicar el esmaltado de uñas. Nuestros diseños, pensé, estaban muy influenciados por cierto tipo de moda extranjera. Parecían variaciones libres de pinturas de Mondrian o de prendas de Benetton. Qué chafa. Natali se inspiró y, para desentonar, añadió un corazón negro como detalle en una de sus composiciones. De pronto, de la nada, apareció una nueva chica entre nosotros. Sin decir nada se sentó a nuestro lado en la mesa. Esto nos llenó de gusto al resto porque significó que nuestros mini volantes promocionales de las actividades estaban funcionando. Se llamaba Ángela. La nueva chica era extremadamente tímida, pero tiene muy buena actitud. Ella tiene ciertos conocimientos de manicura, se nota, y nos explica algunas cosas. Por ejemplo, para qué servían las distintas limas de uñas que compré: pulir, rebajar, limar, redondear… Cada partícula de conocimiento encierra todo un universo dentro de sí. Al poco tiempo se acercó otra chica, a ella ya la habíamos visto varias veces porque espera a sus clientes muy cerca de La Carpa. Nunca estuve seguro, pero creo que no saludó al llegar. Simplemente se dedicó a permanecer de pie junto a Ángela y a molestarla, pues resultó ser su amiga. Le hacía bromas un poco pesadas, aunque parecía que así se llevaban normalmente. Nosotros invitábamos a la nueva chica a sentarse, pero no aceptaba. Se notaba que era un hueso duro de roer. Pasó el tiempo y finalmente nos dijo que se llamaba Leti, pero no quiso participar con nosotros en la actividad que estábamos desarrollando. “¿Para qué vino, entonces?”, me preguntó Natali en voz baja. Un rato después, Leti aceptó que Ángela le pintara las uñas. Se vivió un ambiente agradable en La Carpa a partir de ese momento. Natali nos contó cómo le afectó la muerte de Juan Gabriel a Alicia: “No podía parar de llorar durante horas”. Nos dijo que incluso fueron al homenaje del divo de Juárez en Bellas Artes, pero había demasiada gente y Licha no paraba de llorar, entonces decidieron mejor retirarse. Mientras escuchábamos esto, se acercó un vendedor y, vaya coincidencia, nos ofreció unos calendarios de Juanga que estaba promocionando. Los calendarios tenían una ilustración tipo collage del cantante, que era espantosa e increíble al mismo tiempo. Encargamos varios para la siguiente semana. Natali nos cuenta que ya le había comprado uno a Alicia. Ojalá que le guste. Nos estaban quedando muy bien las uñas a todos. Ahora teníamos una colección de manitas decoradas. Llegó más botana y, sorpresivamente, se acercó una sexta participante a La Carpa. Nunca supimos su nombre, pero parecía estar loquita: decía muchas cosas sobre temas muy variados que no necesariamente estaban relacionados entre sí, también era amable y joven. Ella pidió que le pusiéramos las uñas de acrílico en sus manos y que se las pintáramos. Comenzamos a actuar como profesionales para que no se dijera que nos habían agarrado desprevenidos. La nueva chica hablaba mucho, cambiaba de un tema a otro con mucha velocidad y venía con un amigo o cliente, al quien le pide que la espere sentado afuera de la carpa mientras le hacen sus uñas. Ocasionalmente se dirigió a él para pedirle que le pasara algo de su bolsa o que le tomara una fotografía con un celular. Las chicas se tomaron turnos para atender a la nueva integrante. Ella nos contó que ya pronto va a entrar de lleno el plan de remodelación integral de La Merced: “Nos van a sacar a todas las trabajadoras sexuales de esta zona”, nos advierte. “Ya comenzaron”, le contesta Natali, “Están volviendo peatonal la calle de Corregidora y si se van los comercios ambulantes, nos vamos nosotras también”. Leti agrega: “Nosotras no tenemos quién nos defienda, no somos un gremio, a nosotras nadie nos pregunta nada nunca”. Pasó el tiempo y el tema de conversación, como siempre, cambió de rumbo. Natali nos contó que, ese mismo día en la mañana, pasó caminando un cliente solo junto a ella y junto a las chicas que trabajan a su alrededor, les describió, de la nada, la forma en la que se las iba a coger, aunque después se siguió caminando tranquilamente. Un rato después pasó de regreso, pero ni siquiera las volteó a ver porque venía caminando con su pareja, entonces Natali, molesta, le gritó a sus compañeras: “¿Que cómo dijo este tarado que nos iba a hacer?”, y todos nos reímos en La Carpa. Ángela y María José terminaron de hacerle su manicura a la chica loquita, quien nos agradeció mucho por todo. Nos mandó muchos besos y le ordenó a su acompañante que nos repartiera unos Kisses de Hershey’s a los que ahí estábamos. Tomamos varias fotografías de la sesión. Las chicas propusieron que el siguiente miércoles reactiváramos la idea de hacer el pay de limón, y María José y yo nos quejamos porque nos habían dejado plantados, pero estuvimos de acuerdo. Hoy fue una muy buena sesión. Ya tengo pensadas las primeras piezas que servirán como registro del proyecto: pintaremos el entorno de La Soledad y nuestras distintas actividades con esmalte de uñas sobre papel. SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía13 SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía

Miércoles 14 de septiembre

Llegamos a La Merced e instalamos La Carpa. En esta ocasión no fui a buscar a las chicas para avisarles que ya habíamos llegado, quise comprobar que el proyecto se había empezado a dar a conocer por sí mismo. Me despinté las uñas de la sesión anterior y María José me propuso que me las pintaba nuevamente mientras llegaban las chicas. Comenzamos con los esmaltes y al poco tiempo llegó Nataly: “Hazle unas uñas patrióticas”, le sugirió a María José y nos pareció una buena idea. Elegimos como motivos tunas, serpientes, magueyes, soles y nopales. Para los colores, nos diversificamos e incluimos morado y amarillo. De pronto las uñas parecían banderas de la República española.

Cuando pocas personas comienzan a realizar tareas sencillas y con el tiempo se van sumando otras de manera voluntaria, se genera una verdadera sensación de comunidad. Nataly nos platicó que en ocasiones no tiene ni un cliente al día, que el trabajo estaba muy flojo debido a que los niños acababan de iniciar el ciclo escolar y requerían mucho dinero para sus útiles. También nos habló de los precios que en promedio cobran ellas por su trabajo, aunque este tema es complejo y sólo pudimos abordarlo brevemente porque llegó uno de sus clientes y se fueron. Al poco tiempo regresó y Majo comenzó a pintarle las uñas. Yo me puse a practicar con las de acrílico. Volvió a pasar el señor de los calendarios de Juan Gabriel y le recordamos nuestro encargo, nos dijo que lo tenía en cuenta pero que se le habían terminado, que para la otra semana. Nataly eligió un diseño muy atractivo para su uñas, con los colores basados en su atuendo del día: puntas amarillo sólido y el resto con puntos cafés. De pronto, llegó un nuevo cliente y se la volvió a ir: “Menos mal que la temporada anda floja”, comenté riéndome.

Como si hubiera estado planeado, en el momento en el que se fue Nataly con su cliente, llegó Alicia y se unió a la mesa. Le entregué una mano de plástico con las uñas de acrílico y le propuse que, como tarea, las trajera pintadas para el día siguiente que vendría Trini. Apareció Alejandra y le hice el mismo encargo. Nos terminamos de pintar las uñas entre todos.

Alicia me comentó, bromeando, que al día siguiente vendría vestida de china poblana para darle un gusto a sus clientes por ser el día de la independencia. Platicamos un poco sobre lo que nos hacía sentir esa fecha del calendario. Ellas se burlaron de los acarreados que traerá el gobierno para que el presidente dé el grito, pero reconocen, también, que por la misma razón la plancha estará repleta. Yo pensé que me gustaría celebrar lo que hemos hecho hasta ahora en La Carpa. Les pregunté a las chicas si en alguna ocasión se habían tomado un retrato fotográfico y me contestaron que no. Entonces les propuse que, aprovechando que algunas vendrían arregladas para celebrar el día patrio, podía traer mi cámara y nos podríamos tomar retratos entre todos. Ellas accedieron con entusiasmo. Nos pusimos de acuerdo sobre algunas cuestiones operativas para el día siguiente y comenzamos a levantar las instalaciones. Les pedí atentamente que al día siguiente se presentaran a la hora acordada para tomar las imágenes y aprovechar que vendría Trini a darnos clase.

Las uñas de María José le quedaron muy bien. Tenían una base naranja-roja y líneas moradas y amarillas encima que las hacían lucir muy dinámicas, con movimiento. Mis uñas patrióticas resultaron ser un éxito, al grado de que las demás chicas solicitaron el mismo diseño para el día siguiente.

Pensé que la remodelación de la calle Corregidora estaba avanzando de manera vertiginosa. El gobierno local celebró fragmentando y levantando las calles y, por lo tanto, desplazando a sus usuarios, como Alejandra y Alicia. Nosotros celebraríamos representándonos tal y como somos: un grupo de personas que vienen de lugares y experiencias distintas, pero que tienen como punto de encuentro una pequeña área del espacio público de unos de los barrios más antiguos de la capital de este país que se está cayendo a pedazos.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía

Jueves 15 de septiembre

Nos encontramos con Trini en la estación del metro General Anaya y nos dirigimos rumbo a La Merced. En la estación Pino Suárez nos bajamos con intención de transbordar y nos dirigimos a donde se toma la línea rosa con dirección a Pantitlán. Llegó el convoy y, cuando se abrieron las puertas, una horda de gente nos empujó muchísimo hacia adentro. Todos quedamos apretados. Cuando se activó la señal auditiva que anunció el cierre de puertas, me percaté de que las personas que habían empujado de sobremanera a todos, se bajaron del vagón. Uno de ellos aparentaba que le habían lastimado el pie. Las puertas se cerraron y nos fuimos. Al llegar a la estación Candelaria, la de los patos, y cuando salimos, me di cuenta de que me habían robado el celular. Lo había guardado en la bolsa delantera de mi pantalón de mezclilla. Lo más probable es que hayan sido las personas que empujaron a los demás en Pino Suárez, pero es imposible saberlo con certeza, nunca sentí nada. Estuve a punto de enojarme muchísimo, pero di algunos pasos y decidí calmarme: “Es un objeto y a mí no me pasó nada físicamente”, pensé. Además, ya sabía que el peligro de que esto sucediera estaba latente en cada viaje a La Soledad. Si nunca había desistido de la idea de traer mi celular a esta zona es porque necesitaba tomar distintos tipos de registros y resulta muy práctico traer muchas aplicaciones instaladas en un dispositivo tan pequeño y fácil de manipular. En fin, avanzamos e hice algunas tomas de Corregidora con la cámara réflex, que traía para que tomáramos los retratos acordados.

Majo y Trini instalaron la carpa mientras yo hacía las llamadas pertinentes para que se bloqueara mi teléfono y para que pudiera conservar mi número telefónico. Comenzamos a trabajar. María, una trabajadora sexual de la zona y de avanzada edad que nosotros ya conocíamos, nos acompañó por primera vez. Estuvimos contentos. Alicia nos pidió a María y a mí que si podía practicar con nosotros, y aceptamos pero Trini había olvidado el papel para planchar las cejas, por lo que hubo que pedirle algunas sábanas al Rasta, un amigo de ellas que fumaba marihuana en la esquina con Martín. Alicia nos puso una crema y después las sábanas para aplanar el vello. A mí me ardía la piel por el tratamiento, pero intenté relajarme.

Respecto a las uñas, el diseño mexicano implementado el día anterior tuvo mucho éxito y se comenzó a reproducir entre las chicas.

Alejandra llegó con su tarea: una mano de plástico con las uñas de acrílico pintadas de una manera excepcional. Además, escribió sobre una parte de la mano la frase “Trabajando juntas se avanza mejor”, lo cual fue una gran idea además de un testimonio honesto acerca de su colaboración con La Carpa. Decidimos que cada una de las chicas haría lo mismo sobre su mano de plástico.

Alicia le comenzó a despuntar el cabello a Alejandra. ¡Ella tenía muchísimo! Capas y capas de rizos negros no pueden ser tomados a la ligera. Yo me empecé a quedar dormido mientras esperaba a que quedaran listas mis cejas.

Recibimos la primera visita de Brenda, una chica que tenía el cabello de color rojo intenso y las uñas de las manos muy bien pintadas. En seguida se unió a la sesión y, por lo que dijo, se notó en seguida que tenía conocimientos de manicura. Apenas la estábamos comenzando a conocer cuando llegaron los organizadores del Hogar Integral para la Juventud y nos pidieron permiso para acompañarnos un rato. Como era 15 de septiembre, inicio del puente vacacional, salieron de trabajar temprano. Las solicitudes de uñas patrióticas se multiplicaron. Alicia, mientras tanto, continuó aprendiendo a cortar el cabello con la ayuda de Trini.

Nuestras cejas finalmente quedaron listas. Me daba curiosidad estarlas tocando porque se sentían muy suaves y planas.

Brenda platicó y colaboró un buen rato, pero posteriormente me dejó la tarea de continuar el esmaltado que estaba realizando. Se despidió.

Los chicos del Hogar Integral nos avisaron que iban a fumigar el edificio, y como ahí guardamos la carpa y todas nuestras cosas, tendríamos que terminar rápida la sesión para ir a guardar todo y que quedara cerrado el inmueble. Nos apuramos todos.

Leti pasó a saludarnos y le ofrecimos que se tomara un retrato con nosotros, pero no podía, llevaba mucha prisa. Alicia tomó fotografías de La Carpa y del entorno, después le tocó a ella ser retratada: fuimos a la zona de los jardines, donde están los teporochos y asaltantes, pero donde también hay árboles muy bonitos. Ella se había arreglado mucho, se veía muy bien, sin embargo, no le gustaron las primeras tomas que realicé, se las mostré en la pantalla de la cámara y me dijo que se le notaban mucho los pechos. Cambiamos el ángulo del lente y chichin, chichin, nos estábamos divirtiendo mucho. Después fue el turno de Alejandra, quien había quedado muy guapa con su nuevo corte de cabello. Ella me pidió que le tomara la fotografía de cuerpo completo. Hice varias tomas, algunas en el pasto y otras junto a La Carpa, con la pared de la casa colonial como fondo.

A Shardell, una de las chicas del Hogar Integral de la Juventud, aún le faltaba que sus uñas quedaran listas. Majo se abocó a esa tarea mientras los demás nos apurábamos a recoger. Me dio gusto haber podido convivir, aunque fuera por un breve periodo de tiempo, con las chicas del Hogar Integral, me cayeron muy bien.

Terminamos, nos despedimos y de camino al metro nos encontramos con Nataly, quien había estado ocupada trabajando. Le dijimos que le tomaríamos su retrato después. Nos alejamos y pensé que, quizás, podría aprovechar la pérdida de mi teléfono celular para intentar establecer una comunicación más cercana y directa con mis seres queridos, como la que hemos construido en la Carpa orgánica de La Soledad. En ocasiones, las situaciones aparentemente adversas nos brindan la oportunidad de generar experiencias positivas que de otro modo probablemente no las hubiéramos aprovechado.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía13 SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía7A SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía

Jueves 29 de septiembre

Llegué tarde a La Soledad debido a una cita de trabajo que tuve en la mañana en Ex Teresa. Trini y Majo ya habían instalado la carpa: una estaba pintando las uñas de una mano de plástico. La otra estaba en sus redes sociales a través del celular. Sin perder tiempo fui por Alicia y en seguida llegó también Ángela. Propusimos que Alicia practicara un peinado.

La calle donde instalamos La Carpa cambió. Algunos de los puestos ambulantes que estaban emplazados sobre Corregidora ahora estaban en nuestra calle, Limón. Como estaban realizando las obras viales sobre Corregidora, movieron de lugar a todos los comerciantes. Las chicas y el joven que atendían las miscelánea me informaron que esta disposición de los nuevos puestos será permanente. Me extrañó mucho, ya veremos qué sucede…

Fui por Nataly, le dije que tenía una consulta que hacerle a ella y a las demás. Al poco rato llegaron María y también Erika, una chica que no nos había acompañado antes a La Carpa pero que es bien conocida por las demás. Les planteé la posibilidad de que, como parte del registro de las actividades que hemos realizado en el espacio público, pudiéramos pintar una pieza a muro dentro de Ex Teresa. Les expliqué que buscaría la forma de remunerarlas económicamente por esta tarea ya que implicaría varias horas de trabajo; también les hablé de los materiales que necesitaríamos, la protección de la ropa, fechas posibles, horarios, y demás. Todas aceptaron gustosas. “¡Un mural como el que pintaron en el Hogar Integral de la Juventud!”, me dijeron las chicas, y lo fuimos a ver. Se trataba de una paloma con ciertos motivos prehispánicos. Tenía muchos colores y estaba muy estilizada. Nataly nos pidió que le tomáramos un retrato ahí.

Alicia comenzó a practicar su trenza con Ángela. Trini la supervisó. Ángela cuida mucho su apariencia, tiene las uñas muy arregladas y el cabello también. Nataly decidió hacerle dobles trenzas a María José mientras ella leía el libro de Felipe Ángeles que yo le acababa de regalar. Ahora sí parecíamos una verdadera estética callejera.

Ángela se limó las uñas mientras la atendían, yo tomé algunas fotografías. Cuando Nataly terminó con Majo, me ofreció pintarme las uñas y comenzamos.

Erika, mejor conocida como la pantera, le pintó las uñas a Majo y nos contó que había estado encerrada seis meses en el reclusorio femenil de Santa Martha Acatitla. Nos dijo que la habían “levantado” de ahí de La Soledad. Nadie se atrevió a preguntarle por qué, quizás muchas de las chicas ya sabían. Nos contó, también, que dentro de Santa Martha las mujeres se depilan con hilo de gato, un hilo extremadamente delgado: se sujeta con las dos manos, se tensa mucho y se van cortando los vellos faciales: “Es que adentro no podemos manejar ningún utensilio metálico”, nos aclaró. También nos dijo que había estado encerrada al mismo tiempo que “la francesa” (Florence Cassez) y que ella es millonaria. María José le pidió que le pintara las uñas con líneas gruesas y coloridas, y Erika le pidió, a cambio, que le dibujara unas catarinas.

Alicia terminó con la trenza de Ángela y después se dedicó a pintarle las uñas de blanco. Le quedaron muy bien. Trini le propuso enseñarle a hacer el esmaltado de la “cebra feroz”. Ella aceptó. Para lograr este acabado debe hacerse uno de una técnica muy precisa, casi como si se tratara de un muñequeo de artes marciales antiguas. Trini desplazó rápidamente la brocha con esmalte negro sobre las uñas blancas de Ángela. El resultado fue sorprendente, como de animal print. Después, Alicia le ofreció plancharle las cejas: “Ya nomás falta cerrar con una pedicura”, agregó en tono de broma.

Nataly estaba de muy buen humor, me pintaba las uñas y bromeaba. En la uña del dedo anular de la mano izquierda me pintó una muñequita; le pregunté que si era su autorretrato y sonrió, dijo que no porque ahorita la iba a pintar chorreada de sangre. Me esbozó también una bandera mexicana, una luna con estrellas, un frutero, una estrella, una calabaza y un pan de muerto. A todo mundo le encantó este último excepto a María, que le pidió a Majo que si por favor le pintaba las uñas con el diseño abstracto que Nataly me había hecho  en el dedo medio de la mano izquierda. Todos bromeamos y dijimos que Nataly ya tenía que registras los derechos de autor por su diseño antes de que se lo copiaran en la calle de Manzanares.

Alicia depiló a Ángela y platicaron, no nos hicieron mucho caso. Trini estuvo corrigiendo o haciendo comentarios sobre el trabajo. Por ejemplo, le recordó a Alicia que si aprendía a hacer bien esta tarea, luego podría cobrar por realizársela a otras chicas y sacarse así un dinerito extra. A Ángela le molestó un poco que le sacaran los vellos de las cejas. Nataly tomó las riendas de su diseño y terminó de aplicárselo a Mary. Erika se despidió y nos agradeció mucho por las atenciones.

Hacia el final de la sesión les pedí de favor que me anotaran en una hoja en blanco qué es lo que les había gustado más hasta ahora de la dinámica de La Carpa y qué no. También les pregunté si les gustaría aprender nuevas cosas y qué es lo que les gusta de trabajar en el entorno de La Soledad. Mary se acercó apenada conmigo y me comentó que no sabía escribir. Le dije que no se preocupara, que me podía dictar y que yo lo escribiría. Mary es muy tierna. En algún momento, mientras tomaba el dictado, le hice una pregunta y en seguida me di cuenta de que acababa de tocar una fibra muy sensible, por lo que cambié rápidamente de tema. Caminamos hacia las jardineras y nos tomamos varios retratos. Me pidió que si por favor le podía traer impresas algunas de sus fotos en tamaño infantil porque en la escuela de su nieta le pidieron que las llevara.

Revisé los retratos de Nataly en la cámara, aparece siempre muy sonriente. Regresamos a La Carpa y me entregaron sus hojas; en una de ellas leí: “Me siento feliz de convivir con todas, me gusta cuando reímos del pintado de uñas”. Quizás algo estemos haciendo bien.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía12 SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía

Miércoles 5 de octubre

El día anterior había recibido una buena noticia: el historiador Pedro Salmerón había aceptado acompañarnos a un conversatorio de Reparadora el siguiente sábado, por lo que este día en la mañana me había puesto a diseñar la invitación y realizar todas las gestiones necesarias para el evento. Por esta razón llegué otra vez tarde a La Soledad: “Tarde pero seguro”, le dije a Nataly, que fue la primera chica que encontré al llegar.

Fui sacando las mesas, las sillas y todas las cosas y ella las instaló. Una vez que todo estuvo listo fui a comprar palomitas para compartir. Al volver la mesa, todos los esmaltes estaban ordenados y el resto de los accesorios también. Nos despintamos las uñas aunque yo tenía casi intactos los diseños de la semana anterior. Ella ya sólo tenía algunos vestigios de lo que alguna vez fueron. Comencé yo a pintarle. Al principio no tenía muy claro qué colores utilizar, pero ella me dijo que no me iba a ayudar con ninguna decisión, así que me dejé guiar por la intuición. Primero una uña de blanco y la otra de amarillo, ésa sería la base. Al poco tiempo de haber comenzado, y del otro lado de la calle, a través de los puestos, se asomaban dos cabecitas con caras de curiosidad: “¡Vénganse!”, les dijo Nataly y no tardaron en aparecer junto a nosotros. Les di la bienvenida. Una de ellas se llamaba Julieta, quien era mayor que su compañera Mariela, ella no quería hablar y parecía muy tímida. Se presentaron y se sentaron. Julieta quería pintarse las uñas, pero Mariela no. “¡Ándale, chaparra!”, la motivaba una y otra vez pero la otra no cedía. Yo le pasaba la segunda capa de esmalte a Nataly intentando no mancharle los dedos.

De pronto, mi interlocutora y víctima de mi pintado de uñas me comentó que habían venido las chicas de trabajo social de la UNAM el día anterior, ellas fueron quienes en un inicio me introdujeron en la zona. Nataly me contó que ellas habían traído unos papelitos impresos y me mostró uno: en él se aseguraba que las estudiantes volverían y que traerían regalos para las trabajadoras sexuales. Nataly me comentó que algunas de sus compañeras le habían dicho que estaban muy a gusto con La Carpa orgánica de La Soledad y que no querían que cambiar nuestra forma de trabajo. Yo le contesté que nuestra participación en la zona no era competitiva, sino colaborativa, aunque, en cierto sentido, me dio gusto lo que me dijo, pues esto quería decir que nuestro esfuerzo era valorado.

Al poco rato llegó el Rasta. Julieta le había pedido que le hiciera unas cuantas rastas en la parte de atrás de su cabello, en la zona baja de la nuca. Yo había visto varias veces a Rastafari en la esquina de la Plaza, en el espacio donde se instala Martín fumando marihuana pero nunca había hablado con él. Resultó ser una muy buena persona, nos contó sobre la filosofía rasta, mientras trabajaba en el cabello de Julieta. Mariela siguió sin hablar y sin querer pintar o que le pintaran las uñas. Yo comencé a poner esmalte café en las puntas de las uñas de Nataly. Rastafari entonces nos habló de cómo un verdadero rasta sólo consume los alimentos que él mismo siembra, de cómo evita los productos industriales. Afirmó que la marihuana no es dañina y que le sirve para reflexionar: “Te ahorra mucho tiempo de meditación”, bromeó. Yo platiqué con él aunque Nataly parecía incómoda. Tomó algunas fotografías del cabello de Julieta. Rastafari continuó explicándonos que él había sido ladrón de la zona tiempo atrás, que inclusive había estado preso porque lo detuvieron en un atraco: le estaba robando un collar a una señora, cuando los comerciantes se organizaron y lo capturaron. Tuvo una sentencia de un año y ocho meses en el Reclusorio Norte, pero sólo cumplió tres meses porque su mamá pagó la fianza. Nos dijo que después de esto recapacitó y dejó de robar, pero también nos relató varios robos que realizó saliendo de la cárcel, lo que nos indicó que su reforma tardó mucho en llevarse a cabo. Nos dijo que actuar así se vuelve una adicción. Yo les conté que fui adicto al tabaco durante catorce años. Entre todos hicimos un cálculo económico anual muy rápido de cuánto gasta una persona en promedio en al Ciudad de México que se fuma una cajetilla al día. Los resultados fueron aterradores. Rasta nos contó que fuma mota inclusive frente a sus hijos pequeños, para no generarles morbo por estarse escondiendo. En un momento triste de la conversación nos dijo que él se sentía muy culpable cuando le robaba los juguetes a los papás que venían en Navidad a comprarles regalos a sus hijos. De pronto, un teporocho que iba pasando me pidió dinero de forma violenta y yo le ofrecí una manzana de las que había traído y que estaban en la mesa disponibles para todos; él la aceptó, pero llamó a otro para que viniera por otra manzana y Nataly los corrió.

Rastafari terminó su labor, nos mostró los resultados: Julieta posó para la cámara. Se despidieron y agradecieron, nosotros les recordamos que La Carpa está abierta para cuando gusten regresar. Se fueron y, como si fuera un relevo australiano de lucha libre, apareció Alejandra, sonriente como siempre, y se integró a las actividades. Le entregué su retrato impreso: “¡¿A poco así de llenita estoy?!”, nos preguntó. Le contestamos que estaba muy guapa.

Comenzó a darme muchísimo sueño. Nataly me dijo que siempre que me comienza a dar hambre, me da sueño también. Yo ya me había comido dos o tres manzanas (eran de las pequeñitas) y muchas palomitas, pero al parecer, no había sido suficiente. Apareció Alicia. Lucía distraída, no se había maquillado, estaba como perdida. Platicamos un rato y acordamos que haríamos el pay de limón la siguiente semana. Alicia me encargó que le dijera a Trini que nos enseñara a hacer nuevos peinados.

Terminamos la sesión, entre todos alzamos las cosas. Le regalamos las palomitas a Alicia y acordamos vernos al día siguiente.

De regreso, en el metro, mientras venía leyendo, se me acercó demasiado un señor fuerte, con lentes negros, peinado de picos y cara de enojado. Lo ignoré durante algún tiempo, pero su presencia comenzó a resultarme muy incómoda, pues se me acercaba mucho: el vagón venía con mucha gente, pero no era para que se me pegara tanto. En algún momento se colocó la chamarra que traía como capa, extendiendo los brazos, como si buscara bloquear la vista de los demás pasajeros hacia nosotros. Me cansé, lo quité y me bajé del vagón en la siguiente estación. Una vez en el andén, corrí y me volví a subir en otro vagón del mismo convoy. No sé si había sido paranoia mía debido a lo que me había sucedido recientemente con mi celular, pero pensé que había actuado de forma preventiva y que estos acosos no me iban a orillar a vivir con miedo mientras viajaba por la ciudad. Como diría Rodrigo Díaz, consultor en urbanismo que nos acompañó en Reparadora, la ciudad se debe de gozar, y se goza a pie.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía

Jueves 6 de octubre

Llegamos a buena hora a La Merced. En la esquina, el Rasta estaba haciéndole más rastas a Julieta: “¡Ya le gustó!”, me gritó cuando pasamos por ahí. Sacamos todas las cosas y nos instalamos.

Alejandra trabajó con el cabello de María José, Rasta con el de Julieta y Alicia con el de Rocío. Alejandra estaba nerviosa, le temblaban las manos. Actuaba con temor debido a que le fuera quedar mal el cabello el cabello a su “clienta”. Hizo primero una trenza, pero no le quedó bien, la tuvo que deshacer. Trini le llamó la atención y ella decidió, entonces, hacerle una trenza francesa doble.

Todo mundo trataba de convencer a Julieta de que se hiciera rastas en todo el cabello, ella respondía que algún día quizá se animaría, que en su familia ya todos sabían que ella era la oveja negra entonces que no importaba.

Alicia quería aprender un nuevo peinado, ella es, según Trini, la alumna más avanzada de la clase. Licha recibió instrucciones de la maestra y comenzó su peinado de boda. Yo estaba del otro lado de la mesa tomando fotografías y prestando atención a al escena en general. La Carpa estaba llena de vida, todo mundo conversaba y se respiraba un ambiente de cordialidad. Cuando estoy en La Soledad, frecuentemente tengo la sensación de peligro, de que algo puede suceder en cualquier momento, pero me imagino que nuestra carpa es un campo de fuerza que nos brinda seguridad y protección. Ésta no es una carpa tranquila pues siempre estamos haciendo muchas cosas al mismo tiempo, pero nos cuidamos entre nosotros mismos.

Algunas de las personas que se acercan a mirar lo que hacemos, son tímidas, sólo observan y se alejan; otros nos preguntan sobre lo que hacemos y nos comentan algo o nos bromean bajo cualquier pretexto; algunos otros son violentos y las chicas los corren; otros de plano se quedan y de un modo u otro se integran a la dinámica del espacio, como en el caso de Poncho. Él es amigo de Rastafari y de Rocío, es un habitante de la plaza: vagabundo, teporocho. Físicamente es grande, ancho, muy moreno y tiene pinta de buena persona. Poncho platicó mucho con nosotros, habló hasta por los codos y comentó cada cosa que vio y en varias ocasiones no le entendí lo que dijo debido a su estado físico. Él nos informo, por ejemplo, que en Francia el hacer peinados como los que estábamos haciendo es considerado un arte. Y entre muchas otras cosas, le dijo a Rocío que con el peinado tan bonito que le estaba haciendo Alicia le recordaba a su mamá.

Pasó el tiempo y la conversación derivó en Rocío y Rasta insistiéndole a Poncho que ya dejara las drogas, en que se curara. Poncho prometió que así sería, pero al parecer, lo ha dicho tantas veces que ya nadie le cree plenamente. Rocío le dijo que si se curaba, le tendría un trabajo disponible en su puesto de tacos. No cabe duda que todos merecemos una oportunidad para cambiar en la vida, pero también es cierto que cuesta mucho trabajo dejar de hacer las cosas a las que estamos acostumbrados.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence,1 SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence,SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence,SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence,SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence,SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence,SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence,SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence,

Miércoles 12 de octubre

La calle Corregidora parecía cada vez más un campo de batalla. La remodelación tenía a toda la gente de la zona en jaque: los vendedores ambulantes tuvieron que desplazarse, las ventas cayeron, la gente casi no caminaba ya por ahí y las trabajadoras sexuales tuvieron que reubicarse también.

Este día en La Carpa recibimos la visita de tres chicas de la zona que teníanuna estética. Ellas nos enseñaron algunos trucos para el esmaltado de uñas, fueron muy amables y divertidas. Una de ellas se hacía llamar Yaz, “la poeta de La Soledad”, y otra venía de Estados Unidos, ella era rubia y grande. No nos quiso contar claramente por qué había venido a México. Cuando le preguntamos que cómo había llegado al país, contestó: “En avión”.

Alejandra le pintó las uñas a la chica de Estados Unidos, Alicia a otra de ellas, la que al parecer es dueña de la estética, y yo trabajé con Yaz y tomé algunas fotografías. Después, Alicia me pintó las uñas, quedaron muy bien, más sintéticas que de costumbre, con colores planos y toques de tonos complementarios. Creo que han sido mis favoritas hasta ahora. A todas les gustaron.

La chica de Estados Unidos pintó las uñas de Alejandra. Un rato después, llegó Julieta y la peinaron. Le hicieron un chongo que le permitía lucir, en la parte baja de su nuca, las rastas que se había hecho recientemente. Al final de la sesión compartimos recetas de cocina con nuestras visitas para utilizarlas en una futura sesión. Cada persona externa que nos acompañó en alguna sesión, dejó entre nosotros algo bueno de sí.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía

Jueves 13 de octubre

Hoy, la calle Corregidora albergó un pequeño canal. En medio de la remodelación de la vía, el agua encontró su lugar. Me pareció que este hecho podía ser interpretado como la resurrección temporal de la Acequia Real que circuló muy cerca de aquí tiempo atrás.

Pensé que hoy sería un buen día, haríamos pay de limón y ponche. Llegamos a La Soledad e instalamos La Carpa, Alicia y Ale nos ayudaron. Entré al Hogar Integral de la Juventud para pedir que nos dejaran utilizar su estufa y algunos otros utensilios de cocina. Cuando regresé a La Carpa, las chicas me comunicaron que había olvidado más de la mitad de los ingredientes que me correspondían. Tuve que regresar por ellos al coche que había estacionado cerca del metro Chabacano. Era un largo viaje para traer sólo leche condensada, evaporada y otros ingredientes similares, pero la verdad es que ya había hecho el gasto e invertido bastante tiempo en ir al súper. Esos ingredientes no los aprovecharía fácilmente en mi hogar, así que calculé que valdría la pena el trayecto.

Regresé después de una hora y las chicas no habían podido avanzar mucho. Majo y Ale estaban sentadas platicando y Alicia se había ido a atender otros asuntos. Les pedí que se espabilaran y nos pusimos manos a la obra. Las galletas Marías se molieron en una licuadora que conectamos a un enchufe de los vendedores ambulantes, con ellas se hizo la base para el pay. Fui a buscar a alguien que nos hiciera favor de abrirnos las latas de leche porque no teníamos con qué. Alejandra fue a hacer el ponche dentro del edificio del Hogar Integral porque ahí estaba la estufa. Julieta llegó y comenzó gustosa a apuntar la receta del postre en un pequeño cuaderno que traía. Cristina se acercó para ver qué estábamos haciendo, pero Lore, su jefa en el puesto de quesadillas, le gritó que se regresara a trabajar. Para enfriar el pay habíamos pedido a Mari, madrina de Alicia, que nos hiciera un poco de espacio dentro de su refrigerador de Coca Colas, para que nuestra mezcla pudiera cuajar.

Este día fue importante para La Carpa porque firmé un contrato con Roberto, el coordinador del Hogar Integral de la Juventud, para que dejaran a las trabajadoras sexuales que colaboran en el proyecto hacer uso de los servicios que ellos ofrecen: seguridad, baños limpios, casilleros, cocina, servicios médicos, talleres de diversa índole y demás. Para celebrar este convenio, que entre todos le llamamos, de broma, El abrazo de las carpas, Roberto y Shardell nos acompañaron y compartimos el ponche y el pay. Nos habían quedado muy ricos, la verdad.

Platicamos, tomamos, comimos, reímos y nos pintamos las uñas. Le compartí del pay a Martín, Cristina, Lore y a la madrina de Alicia. A Alejandra le quedaron increíbles sus uñas en esta ocasión, le pedí permiso para incluir la fotografía de ellas en la exposición del Ex Teresa, que ya se acercaba peligrosamente.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía

Jueves 20 de octubre

Día de mi cumpleaños. Estuve tan distraído que olvidé ponerle la tarjeta de memoria a la cámara fotográfica. Hicimos varias tomas de las sesión en La Carpa, pero no se guardaron en ningún lugar (en nuestra memoria, quizás). Ahora, días después de lo sucedido, no puedo recordar bien el orden de los acontecimientos. Tengo una vaga idea de que nos acompañó Trini. Aliciacortó el cabello de Alejandra y entre Natali y yo nos pintamos las uñas. A Natali no le gusta que le corten el pelo: desconfía de Trini como maestra porque dijo que a Alicia le había quedado disparejo su cabello cuando se lo despuntaron. Se me hizo tarde para regresar a mi comida en el sur de la ciudad.

Jueves 27 de octubre

Cuando llegué a La Soledad me encontré con Julieta y Alejandra, ellas me ayudaron a instalar La Carpa. Yo venía con la noticia de que ya teníamos aprobado el presupuesto en Ex Teresa para realizar las piezas a muro que serían parte de la exposición, entonces tenía que hablar con ellas para ponernos de acuerdo. Se unieron a nosotros Alicia, Ángela, Janeth y Nataly. Les expliqué la situación y se mostraron entusiasmadas. Acordamos entre todos que haríamos la pinta el siguiente jueves 3 de noviembre y el viernes 4. Estas fechas seguramente pondrán nervioso a mi querido Pedro, curador de la muestra, porque la rueda de prensa será el lunes 7 y ya debería estar todo listo, pero no tengo otra opción. Las chicas tienen sus compromisos laborales, sus tiempos y hay que ajustarse a ellos.

Fui a comprar agua y después comenzamos a pintarnos las uñas. Estábamos muy a gusto trabajando cuando recordé que el día de muertos estaba por llegar. Ángela me dio indicaciones y me lancé a la panadería. En el local no fueron muy amables conmigo, además, el pan de muerto no saldría hasta dentro de varias horas. Qué lata. Compré piezas pequeñas de pan para todas las asistentes de La Carpa, regresé y continuamos sesionando. Un tiempo después llegó Miguel Ángel del Ex Teresa, a quien no conocía, junto con dos asistentes. Miguel ya me había contactado desde varios días antes porque quería grabar nuestras sesiones de trabajo en La Soledad para incluirlas en el documental que estaban editando desde el museo debido a la exposición. Yo ya les había comentado a las chicas que en algún momento vendrían a grabarnos para que la institución se quedara con un registro de lo que hemos hecho.

Originalmente pensé que las chicas no iban a querer ser grabadas de la cara, pero se mostraron muy receptivas desde el principio, excepto Ángela. Yo lo entendí y lo respeté. Ella no permitió que la registraran y se fue de la sesión explicándome sus razones. Yo le agradecí su confianza. Miguel Ángel y sus acompañantes entrevistaron largamente a las participantes de La Carpa. Una de las asistentes les propuso un ejercicio relacionado con realizar mapas a las chicas. Alternaban preguntas entre todas, dibujaban, opinaban.

Yo no quise colaborar con la actividad. A mí ya me habían entrevistado en el museo semanas atrás y ahora era el turno de que las chicas hablaran por sí mismas. Una alegría muy profunda llenó mi corazón cuando comencé a escuchar sus respuestas. Me conmoví muchísimo. Prácticamente lo mismo que yo hubiera dicho, ellas lo estaban contestando a su modo y agregaban nuevas perspectivas. Esto quería decir, en términos generales, que hemos operado bajo una visión común, que estamos de acuerdo en lo que hemos logrado y cómo lo hemos logrado. Seguramente, si me hubieran preguntado, yo hubiera hablado maravillas del proyecto, porque le he invertido mucho tiempo, cariño, dinero y esfuerzo. Pero que ellas lo hicieran de un modo similar, sin habernos puesto de acuerdo previamente, fue una de las retribuciones más grandes que he tenido en el tiempo que llevamos colaborando juntos en La Carpa. Dejé que la sesión fluyera naturalmente, pues, de cualquier manera, la misión más importante estaba cumplida.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, EntornoSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno

———————————————–

Montaje e inauguración

Llegó el día, finalmente. Alejandra, Julieta, Janeth, María y yo nos reunimos en La Soledad el jueves 7 de noviembre a las once horas. Estuvimos buscando y esperando a Alicia y a Nataly pero nunca llegaron. Caminamos al museo, en la entrada querían que las chicas se registraran pero intercedí por María ya que le cuesta mucho trabajo leer y escribir. Hicimos un registro colectivo. Vero Bapé, excelente artista y amiga a quien invité a colaborar con nosotros, ya estaba adentro esperándonos.

Comenzamos a trabajar. Al principio nos dividimos en grupos: Alejandra y Janeth escribieron sus testimonios sobre La Carpa y recopilaron los de las demás chicas; María y Janeth se dedicaron a crear una lista de todos los participantes de La Carpa y a dibujar sus retratos, poniendo énfasis en representar las características particulares de cada quien para que fuesen reconocibles; Vero estaba iniciando el mural ya que no podía avanzar con su parte pues aún no nos traían el cañón para proyectar imágenes que habíamos solicitado; yo viajaba constantemente de un lado a otro de nuestro vestíbulo asignado intentando organizar a todas las partes, había muchas cosas por atender al mismo tiempo.

Janeth y Alejandra escribieron los testimonios sobre cinco dibujos horizontales realizados con esmalte de uñas sobre papel. En estas imágenes, el contexto urbano de la Plaza de La Soledad se intercaló con las distintas actividades que realizamos en La Carpa. Quedaron preciosas.

Cuando María y Janeth terminaron con la lista y los retratos, los utilizamos como referencia para trabajar en el mural (que no era mural precisamente, pues se realizaría sobre una tabla roca empotrada en la pared). La tarea sería difícil: representar en una imagen los ejes de trabajo que desarrollamos en el espacio público al mismo tiempo que a todos nosotros. Para esto, nos apoyamos mucho en los bocetos que habíamos realizado y les añadimos algunas nuevas ideas.

Vero, dos cañones después, porque el primero que nos dieron se apagaba constantemente, pudo comenzar a pintar el brazo y la mano en lo alto del nicho que habíamos asignado. En la base de este brazo escribiríamos, al final, el nombre de todas las colaboradoras del proyecto. Las chicas parecían muy entusiasmadas con el trabajo y constantemente se sorprendían de sus logros. Para mí era muy importante esta condición: que aquello que se mostrara en Ex Teresa no fuera mi versión de lo ocurrido en La Soledad, sino una visión grupal y diversa.

El ambiente del montaje me ponía algo tenso pues el montaje tenía que quedar listo para el lunes siguiente y aún faltaba mucho por hacer, pero las chicas estaban contentas y disfrutaban del trabajo. Me estaban dando una lección (una más). Ninguna de ellas había practicado dibujo o pintura antes de que comenzáramos nuestro proyecto, así que en ocasiones me comunicaban su inseguridad al respecto. Yo las alentaba a que siguieran adelante lo mejor que pudieran, les decía que no existía la equivocación e intentaba no resolverles nada referente a cuestiones relacionadas con la representación (por esto, en parte, los resultados fueron tan significativos).

En particular, Alejandra me consultaba muchas cosas constantemente, hasta que Janeth se hartó y le dijo: “Ay, ya Alejandra, nomás falta que le preguntes a Santiago cómo se obscurece el color negro” y todos nos reímos mucho. Tiempo después, alguien puso música para todos y Ale le reviró a Janeth: “Ya te vas a querer poner a bailar. No gracias, así estamos bien”. Así transcurrieron dos días, sin embargo, a partir del sábado, las chicas ya no pudieron asistir para continuar la tarea debido a su trabajo en La Merced. Me dejaron bocetos e instrucciones para que se llevara a cabo su voluntad.

A partir de este momento, el apoyo de María José y de Noemy —estudiante de teoría del arte que me asignaron como asistente—, fue fundamental para terminar a tiempo el montaje. Sobre todo porque el sábado en la mañana choqué fuertemente mi coche y la policía me llevó con el juez cívico de la demarcación. Detenido en ese lugar, y con un celular prestado, le escribí a Majo para pedirle que fuera a Ex Teresa a continuar con la labor pendiente, a coordinar lo que hacía falta. Por suerte, Christian Barragán llegó al museo también y ayudó con la toma de decisiones.

El cierre del montaje fue intenso. Yo hacía la broma de que era un artista de leva, porque a cada persona que pasaba por la sala, le entregaba una brocha y le asignaba una tarea. Hasta a Miguel Ángel, el videoasta que nos había ido a grabar a La Merced, le tocó pintar. El lunes, llegó el momento de la rueda de prensa de la exposición y yo había terminado apenas unos minutos antes. Hablé ante los medio de comunicación con las manos llenas de pintura.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, FotografíaSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía

El día de la inauguración de la muestra asistió mucha gente. Las sonideras que invitó Benito Salazar le metían muy pesado a la música y al baile. Lamentablemente, por el día y la hora, las chicas de La Carpa no pudieron asistir para presentar su trabajo. El que sí vino fue Francis Alÿs y me dijo que le encantaba nuestro proyecto.

——————————————————

Publicación

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, PublicaciónSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, PublicaciónSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación

Un mundo en común

Textos: Pedro Ortiz-Antoranz, artistas y ponentes.

Proyectos: Ana Gallardo, Pierre Valls, Santiago Robles, Felix Blume, Laura Valencia, Taniel Morales, Benito Salazar, Lagartijas tiradas al sol.

Ponentes: Daniel Godínez Nivón, José Miguel González Casanova, Pablo Helguera, Lucía Sanroman, Bill Kelley Jr., Eder Castillo, Aisa Serrano, Julie Cahen Ulloa, Alfadir Luna, Plan Acalli, Zonas liminales, Diego Aguirre.

Diseño editorial: Fernanda Ochoa.

Impresión en offset, 21.1 x 13.5 cm, 48 pp.

Edición: Ex Teresa Arte Actual

——————————————-

Muestra

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, PublicaciónSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, PublicaciónSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, PublicaciónSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, PublicaciónSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, PublicaciónSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, PublicaciónSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, PublicaciónSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, PublicaciónSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación

—————————–

Fotografías

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación 15 SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, PublicaciónSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación

——————————

Convivio

Evento público. Sábado 12 de noviembre de 14 a 19 horas. Presentación, activación de La Carpa, comida.

14 horas, “La propaganda del miedo a la ciudad del pecado, Ciudad de México 1940-1950”. Charla con la Dra. Gabriela Pulido, INAH.

15:30 horas, comida y convivio con los participantes del proyecto.

El convivio se llevó a cabo el sábado 12 de noviembre en el museo. Por parte de las chicas vinieron Nataly, Alejandra, Janeth, Mónica, María y La Pantera. Asistieron también artistas, familiares, amigos y público en general.

La doctora Gabriela Pulido del INAH, nos dio una excelente plática sobre la censura al cuerpo de la mujer a mediados del siglo pasado en la Ciudad de México. Habló de los bailes, los clubes nocturnos y la política de censura alrededor de ellos. Las chicas y el público presentes realizaron un intercambio de experiencias y testimonios contundentes y reveladores. De este diálogo surgieron varias preguntas, por ejemplo, ¿por qué no hay una legislación clara y aplicable para el comercio sexual en México?, la cual recordaré muy bien para un proyecto futuro.

Posteriormente, en el patio del recinto, donde estaba instalada nuestra carpa, cocinamos sopa de pasta, chicharrón en salsa verde, frijoles y habían también cervezas y ron. Se generó un gran convivio, las chicas estaban muy contentas. Nos sentamos todos juntos a comer. Por primera vez las vi tomarse una cerveza e inclusive bailar.

Al final de la jornada, nos tomamos algunas fotografías frente al mural, cada quien frente a su retrato. Les repartí los esmaltes que nos sobraron de nuestras actividades y nos despedimos. Fue muy emotivo, lloramos y nos abrazamos. Estoy profundamente agradecido por todo lo que logramos realizar, de forma comunitaria, en este proyecto.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, ConvivioSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, Convivio SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, ConvivioSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, Convivio SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, ConvivioSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, Convivio SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, ConvivioSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, Convivio SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, Convivio SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, Convivio

————————-

Reportaje Canal 22

Karen Rivera, reportera de Canal 22 de la Secretaría de Cultura, me escribió por correo electrónico a finales de 2016 para expresarme su voluntad de realizar un reportaje para la televisión sobre nuestro proyecto. Con gusto acepté su propuesta.

El cuatro de enero de 2017 se presentaron en mi estudio, ella y su equipo de trabajo: un camarógrafo y un sonidista. Yo tenía preparadas varias piezas que realicé con las chicas para mostrarles. Había hecho de mi estudio una pequeña galería con distintas piezas del proyecto. Karen y yo hablamos ampliamente, su equipo realizó varias tomas en distintas partes del lugar y me grabaron en repetidas ocasiones mientras explicaba la obra. El día anterior había ensayado durante un largo rato lo que diría frente a la cámara, sin embargo, debido a la variedad de preguntas que me realizaron, el diálogo se extendió hacia distintos caminos que no había previsto. Hacia el final de la visita, acordamos que el reportaje se dividiría en tres partes: museo (Karen había cubierto la muestra en Ex Teresa), obra (la visita a mi estudio) y espacio público (me pidió permiso para ir a La Merced a entrevistar a las chicas, le dije que lo consultaría con ellas).

Una semana después me presenté en la Plaza de La Soledad para hablar con las trabajadoras sexuales y pedirles permiso para que vinieran los reporteros a hablar con ellas sobre la Carpa orgánica de La Soledad. Encontré a Dani, Alejandra, Julieta, el Rasta, Mónica, Rocío y Ángela. Todas aceptaron participar siempre y cuando no se les grabaran los rostros. Establecimos nuestra cita para el martes 17 de enero a las 13 horas.

Primera mala noticia: teníamos la intención de que nos entrevistaran en el Hogar Integral de Juventud para poder sentarnos alrededor de una mesa, mostrar nuestro trabajo y platicar cómodamente. Sin embargo, Roberto, el coordinador del lugar, me escribió algunos días después de mi encuentro con las chicas, para informarme que no estaban acudiendo al edificio a laborar ni martes ni jueves debido al arranque del año nuevo. En ese momento no se me ocurrió cómo resolver el problema pero no me preocupé demasiado porque estaba seguro que las chicas, con lo creativas que son, encontrarían y propondrían una sede alterna para llevar a cabo nuestra conversación.

Segunda mala noticia: un día antes de nuestro encuentro, me escribió Karen para avisarme que Óscar, el reportero que asistiría en su lugar para entrevistarnos, llegaría una hora más tarde de lo acordado. Con la premura de este aviso, yo ya no tenía forma de comunicarme con las chicas para notificarles el cambio de horario, así que al día siguiente me presenté con ellas a la una de la tarde, hora original de nuestra cita y llevaba conmigo algo de obra para que le mostráramos a la televisión.

Recién entrando a la zona, me encontré con Ángela y Edith, quienes me saludaron muy amablemente. Ellas me confirmaron algo que Julieta me había comentado antes: Nataly había optado por llevar una vida distinta y ya no vendría más a La Soledad. Me dio mucho gusto por ella, le deseé lo mejor, aunque igual que como me pasó con Alicia, me hubiera gustado despedirme de ella en persona. Caminé y me encontré a Julieta. Le comenté que el reportero llegaría tarde y ella me contestó que no había problema, que estaría lista a tiempo. Lo mismo pasó con Dani y Mónica. Alejandra no estaba, lo cuál me extrañó porque se había mostrado muy entusiasmada cuando le había consultado acerca de la entrevista.

De regreso de hablar con Dani y a Mónica, me encontré al Rasta, quien estaba desconcertado por nuestra tardanza, pero le expliqué la razón. Él me sugirió que, dado que el Hogar Integral estaba cerrado, le pidiéramos permiso a Lore, la señorita que tiene un puesto de tacos y quesadillas en la esquina de Limón y San Simón, para poder grabar nuestro programa en su local, pues aunque éste estaba colocado sobre la banqueta, contaba con una mesa y una sombrilla para protegernos del sol. Me pareció una excelente idea dadas las circunstancias. Le pedí permiso a Lore para instalarnos, Cristina no estaba. Ella aceptó a cambio de una remuneración por el uso del espacio. Todo marchaba bien hasta ese momento. Me paré en la esquina a saludar a Rocío y a Martín. Era la una y media de la tarde, aún faltaba media hora para que llegara la camioneta del 22, sin embargo, y mientras platicaba con mis conocidos de la zona, buscaba con la mirada en los alrededores de la plaza por si aparecía repentinamente.

Pasaron los minutos hasta que Martín, súbitamente se acercó conmigo y me dijo algo que no puedo recordar con claridad pero tenía que ver con la entrevista de la televisión y un asalto: “¿Cómo crees?”, le contesté y me reí ligeramente (por los nervios). Le dije que aún no llegaban las personas que esperaba, que todavía era temprano. Él me contestó que creía que ya habían llegado porque acababan de chinear (asfixiar para asaltar) a un joven de chaleco, que cargaba un tripié y que estaba tirado en medio de la plaza. A los pocos segundos apareció, entre los automóviles, un joven preguntando si habíamos visto a quiénes lo asaltaron, estaba lleno de polvo en todo el cuerpo, tenía un poco de sangre en el cuello y se estaba ahogando, casi no podía hablar. Nos pidió ayuda. Temiendo lo peor (su chaleco era café más no azul marino que es el color distintivo del canal), le dije que yo era Santiago y me confirmó que él era Óscar y que había llegado media hora antes a nuestro encuentro. Él nos contó rápidamente, y como pudo, que al llegar a la plaza y ver el Hogar Integral de Juventud cerrado, le marcó por celular a Karen para confirmar la ubicación de nuestra cita. Tuvo algunas dudas porque no veía ningún letrero que identificara el espacio. Estando solo y en plena Merced, no calculó el riesgo que corría al hablar por teléfono celular a media plaza de La Soledad, cargando consigo una cartera llena de dinero, tarjetas bancarias y una cámara fotográfica de su empresa que serviría de apoyo para realizar el reportaje. Mientras hablaba con Karen, tres personas lo abordaron intempestivamente por detrás, lo ahorcaron hasta que perdió el conocimiento por unos segundos y le robaron todas sus pertenencias, excepto el tripié, objeto que reconoció Martín a la distancia. Karen seguramente habría escuchado todo lo sucedido a través del teléfono.

Roció me dijo, tras el relato de Óscar, que los asaltantes no eran de la zona, que de haber sido así los hubieran reconocido, que seguramente siguieron al reportero desde la salida del Metro y esperaron el momento oportuno para atacar. Después de haber dicho esto, tomó todas sus cosas y se fue para no volver durante todo el tiempo que estuvimos ahí. Estaba huyendo y protegiéndose de algo. Óscar continuó dando detalles de lo ocurrido, dijo que las personas que lo asaltaron venían en una motocicleta, que algo así había alcanzado a percibir. Para ayudarle con su tos, le compré una Coca-Cola en el puesto de Lore y llamé a la policía pues Óscar había perdido su celular también. Era la primera vez que marcaba el 911: “He visto demasiada televisión en mi vida y ahora no sé qué hacer”, pensé. Le hice hincapié a la señorita que me atendió que la persona asaltada era un reportero de cadena nacional. Nos brindaron ayuda de inmediato. En menos de cinco minutos teníamos una patrulla de la policía con nosotros. Óscar se subió al automóvil con los policías, olvidando su tripié, y fueron a recorrer la zona en busca de los asaltantes. “¿Ves?”, me preguntó Martín, “te dije que sí era”. Yo no lo podía creer. En ocho meses de trabajo nunca tuvimos un percance similar, ni yo ni ninguno de los invitados a La Carpa.

Llegó Rasta a donde estábamos y le platicamos lo ocurrido, me dijo que había sido un gran acierto notificar a la policía que el afectado había sido un reportero porque de otro modo, no nos hubieran brindado la atención como lo hicieron. Así es este país. Llegó el camarógrafo que iba a acompañar a Óscar en el reportaje. Se presentó y le explicamos la situación. De pronto, y como sucede en las caricaturas, vimos cómo un policía se bajó de la patrulla donde venía Óscar y persiguió corriendo a una persona a lo largo de toda la plaza de La Soledad. El policía corría con una pistola en la mano que nunca utilizó, sus movimientos eran torpes y pesados en relación con los del perseguido. La escena duró varios segundos hasta que se perdieron en las calles aledañas a la plaza. La patrulla intentó acelerar pero no consiguió hacerlo durante mucho tiempo debido a lo angosto de la calle y a los coches que en ella estaban estacionados. Se perdió por el mismo lugar que los corredores.

Mucha gente se acercaba a donde estábamos y comentaban cosas distintas. Me compré un elote hervido para calmarme. No había nada que hacer en el momento más que esperar. Un amigo de Rasta se acercó con nosotros y nos dijo que unos policías vestidos de civiles lo acababan de basculear en la plaza y que le habían mostrado una charola, me sorprendió la noticia. “Es más” agregó, “aquí vienen” y, efectivamente, un par de minutos después, un grupo de cuatro señores pasaron por donde estábamos esperando. Parecía que se estaban divirtiendo mucho, venían bromeando entre ellos y se reían. Recuerdo que uno llevaba un corte de cabello estilo militar: “¿Qué?, ¿Querían entrevistar a los que chinean?”, le preguntó uno de ellos al camarógrafo en tono de burla. No escuché la respuesta de éste. Otro de ellos hizo como que le buscaba algo escondido a Rasta, asumo que marihuana. Se fueron riendo. “Son judiciales” me dijo Rasta, “a los pitufos, los policías de uniforme azul te los puedes hacer pendejos, pero a éstos, no”.

Fui a avisarles a las chicas lo sucedido y a decirles, también, que lo más seguro era que el reportaje se postergaría hasta nuevo aviso. Hablé por teléfono con Karen, ella estaba demasiado consternada, no me quedaba claro si entendía lo que le decía, había temido lo peor tras escuchar el incidente a través del celular. Le expliqué que el afectado estaba bien y le comuniqué al camarógrafo. Mientras ellos hablaban, Óscar regresó caminando hacia donde estábamos y los comunicaron. Después él nos explicó que los policías de la patrulla habían reconocido a los asaltantes porque se pusieron en contacto con su base de operaciones quienes habían revisado los videos de las cámaras de vigilancia pública. Uno de los asaltantes había regresado a la plaza al poco tiempo del robo y que por eso lo habían identificado y perseguido. Nos dijo que en algún momento de la persecución, entraron a una vecindad donde se había escondido el asaltante, los policías iban con pistolas en mano, todos los vecinos comenzaron a chiflar y no lograron encontrarlo. Nadie delata a los delincuentes por su propia seguridad. Rasta me confirmó que muchos asaltantes se obsesionan tras un buen golpe y salen en seguida a intentar conectar otro. “Esa actitud es la perdición de muchos”, agregó. Yo le dije que en el lugar del ladrón, después de haber conseguido tan buen botín, no saldría de mi escondite en un par de días, por lo menos.

Al parecer, la policía le prometió a Óscar que atraparía a los delincuentes. Él tendría que ir a levantar una acta al ministerio público. Le devolví su tripié y él y su pareja de trabajo se despidieron. Me dijeron que tendríamos que volver a programar la fecha para la entrevista. Una vez que se fueron, me despedí yo también de las chicas, les dije que volvería para avisarles la fecha que acordara con Karen. Viajé nervioso en el metro hasta Taxqueña, donde me encontré con María José y le platiqué, con tristeza, lo ocurrido. Ella se lamentó y me dijo que no hubiera estado de más que les hubiera advertido a los reporteros, desde antes, sobre los peligros de la zona. Honestamente yo no lo había considerado necesario. Ya en la entrevista en mi estudio con Karen había hablado sobre los distintos riesgos que habíamos experimentado en La Soledad y todo mundo sabe que en La Merced y en Tepito asaltan. María José me recordó todas las veces que recorrí la plaza solo, tomando fotografías con mi cámara réflex o dibujando. Me sentí afortunado de haber salido ileso.

Condeno el atentado al reportero Óscar de Canal 22. Es inadmisible cualquier tipo de agresión hacia las personas que están cumpliendo honrada- y respetuosamente con su labor. Espero que se encuentre bien y que Karen Rivera decida continuar con el reportaje del proyecto.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, Convivio, ReportajeSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, Convivio, Reportaje SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, Convivio, ReportajeSantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación, Convivio, Reportaje

——————————————-

Comunicación

Sitio web de Un mundo en común, clic aquí.

Entrevista en Gatopardo, clic aquí.

Entrevista con el curador de la muestra en Melí Meló, clic aquí.

Publicación en El Economista, clic aquí.

Publicación en GAStv, clic aquí.

Publicación INBA, clic aquí.

Publicación de Radio educación, clic aquí.

Publicación en El Universal, clic aquí.

Publicación de SomosMass99, clic aquí.

Publicación en Noroeste, clic aquí.

Publicación de Código Radio, clic aquí.

Publicación en Mural, clic aquí.

YouTube de Once noticias, clic aquí.

YouTube 1, clic aquí.

YouTube 2, clic aquí.

YouTube 3, clic aquí.

Nota: En Ex Teresa Arte Actual (Licenciado Primo Verdad 8, Centro Histórico, Ciudad de México), se puede solicitar todo el material de archivo relacionado con la Carpa orgánica de La Soledad. En particular, resulta de interés, revisar los videos realizados en la carpa y que contienen los testimonios de las participantes del proyecto.

———————————————

Carpa orgánica de La Soledad

Nataly, Alicia, Grecia, Ángeles, Ángela, Erika, Cristina, Dani, Trini, Majo, Edith, María, Alejandra, Julieta, Janeth, Mónica y Santiago.

Mayo-noviembre, 2016.

Muestra: del 9 al 20 de noviembre, 2016.

Agradecimientos: Iván Edeza, Pedro Ortiz-Antoranz, Noemy Martínez, Alfonso Capetillo (y todo el equipo de Ex Teresa), Roberto Silva (y todo el equipo del Hogar Integral de Juventud, IAP), Verónica Bapé, Christian Barragán, Yara Ángel (Cyan Lab), Yazmín Hidalgo (HagoLibros) y Vanessa López.

SantiagoRobles, CarpaOrgánicadeLaSoledad, La Merced, CDMX, EspacioPúblico, IntervenciónUrbana, TrabajoSexual, Dispositivo, LaCarpa, PedroOrtizAntoranz, ExTeresa, Pintura, Dibujo, Saloon, Cocina, Alimento, Espacio, Tiempo, Energía, ArteVisual, ArteContemporáneo, Arte, Art, CollaborativeArt, ArteColaborativo, VisualArt, ContemporaryArt, México, Downtown, Violence, Autorretrato, Ideas, Uñas, Entorno, Cocina, Volante, Fotografía, Publicación

——————————————–

Notas

Etiquetas